Ilustración de la hipermetropía

Cuando la visión es normal, se produce una imagen nítida en la superficie de la retina. Pero cuando se tiene hipermetropía, la córnea no refracta la luz de manera adecuada, por lo tanto, el punto de enfoque queda detrás de la retina. Esto provoca que los objetos que se encuentran a poca distancia se vean borrosos.