Epidermólisis distrófica bullosa

Imagen de epidermólisis distrófica bullosa

La epidermólisis distrófica bullosa suele manifestarse en el nacimiento o durante los primeros años de vida. Las formas más graves de epidermólisis distrófica bullosa pueden generar una piel dura y gruesa, cicatrices y desfiguración en las manos y en los pies.