Diagnóstico

Además de examinar la lesión, el médico podría solicitar lo siguiente:

  • Radiografías. La radiografía de la articulación se usa para confirmar la dislocación y puede revelar fracturas de huesos u otros daños en la articulación.
  • Resonancia magnética (RM). Esto puede ayudar al médico a evaluar el daño a las estructuras de tejido blando alrededor de la articulación dislocada.

Tratamiento

El tratamiento de la dislocación depende del sitio y de la gravedad de la lesión. Podría comprender lo siguiente:

  • Reducción. Es posible que tu médico intente maniobras suaves para ayudar a que los huesos vuelvan a su posición. Dependiendo de cuánto dolor e inflamación haya, es posible que necesites anestesia local o, incluso, general antes de la manipulación de los huesos.
  • Inmovilización. Después de que los huesos hayan vuelto a su posición, es posible que tu médico inmovilice la articulación con una férula o cabestrillo por varias semanas. El tiempo por el que debas llevar la férula o el cabestrillo dependerá de la articulación en cuestión y de la extensión del daño a los nervios, a los vasos sanguíneos y a los tejidos de soporte.
  • Cirugía. Es posible que necesites cirugía si tu médico no puede mover los huesos dislocados a su posición correcta o si se dañaron los vasos sanguíneos, nervios o ligamentos cercanos. La cirugía también puede ser necesaria si has tenido dislocaciones recurrentes, en especial en el caso del hombro.
  • Rehabilitación. Después de que te hayan retirado la férula o el cabestrillo, comenzarás un programa de rehabilitación gradual que tiene como fin recuperar la amplitud de movimiento y la fuerza de la articulación.

Estilo de vida y remedios caseros

Prueba estas medidas para aliviar el malestar y fomentar la curación después de recibir tratamiento por una lesión de dislocación:

  • Descansa la articulación dislocada. No repitas la acción que provocó tu lesión e intenta evitar los movimientos dolorosos.
  • Aplica hielo y calor. Colocar hielo en la articulación lesionada ayuda a reducir la inflamación y el dolor. Utiliza una compresa fría de 15 a 20 minutos por vez. El primer día o el segundo, intenta hacerlo cada dos horas durante todo el día. Después de dos o tres días, cuando el dolor y la inflamación hayan mejorado, las compresas calientes o almohadillas de calor pueden ayudar a relajar los músculos endurecidos y doloridos. Limita la aplicación de calor a 20 minutos por vez.
  • Toma un analgésico. Los medicamentos de venta libre, como el ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros), el naproxeno (Aleve) o el paracetamol (Tylenol y otros), pueden ayudar a aliviar el dolor.
  • Mantén la amplitud de movimiento de la articulación. Después de uno o dos días, comienza con algunos ejercicios leves, según te indique el médico o el fisioterapeuta, para ayudarte a mantener la amplitud de movimiento de la articulación lesionada. La inactividad total puede producir rigidez en las articulaciones.
Sept. 17, 2019
  1. Marx JA, et al., eds. General principles of orthopedic injuries (Principios generales de las lesiones ortopédicas). En: Rosen’s Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice (Medicina de urgencias de Rosen: conceptos y prácticas clínicas). 8.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 3 de julio de 2016.
  2. Babhulkar A, et al. Acromioclavicular joint dislocations (Dislocaciones en la articulación acromioclavicular). Current Reviews in Musculoskeletal Medicine (Revisiones Actuales sobre Medicina Musculoesquelética). 2014;7:33.
  3. Sherman SC. Shoulder dislocation and reduction (Reducción y dislocación de hombros). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 3 de julio de 2016.
  4. Joshi SV. Digit dislocation reduction (Reducción y dislocación de dedos). http://www.update.com/home. Último acceso: 3 de julio de 2016.
  5. Elbow dislocation (Dislocación del codo). American Academy of Orthopaedic Surgeons (Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos). http://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic= a00029. Último acceso: 3 de julio de 2016.
  6. Canale ST, et al. Recurrent dislocations (Dislocaciones recurrentes). En: Campbell’s Operative Orthopaedics (Ortopedias Operativas de Campbell). 12.ª ed. Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2013. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 3 de julio de 2016.
  7. Smith D, et al. Sideline management of acute dislocation of the glenohumeral joint — A unique approach to athlete self-reduction (Tratamiento de la dislocación aguda de la articulación glenohumeral a pie de campo: abordaje único para la autorreducción en atletas). The International Journal of Sports Physical Therapy (Revista Internacional de Fisioterapia Deportiva). 2013;8:80.