Descripción general

La hipoglucemia diabética ocurre cuando una persona con diabetes no tiene suficiente azúcar (glucosa) en la sangre. La glucosa es la principal fuente de combustible para el cuerpo y el cerebro, y no puedes funcionar bien si no tienes suficiente.

El bajo nivel de glucosa en la sangre (hipoglicemia) se define como un nivel de glucosa en la sangre inferior a 70 miligramos por decilitro (mg/dL) o 3,9 milimoles por litro (mmol/L).

Presta atención a los primeros signos de advertencia de la hipoglucemia y trata de subir de inmediato el nivel bajo de glucosa sanguínea. Para aumentar la glucosa sanguínea rápidamente, puedes comer o beber una fuente de azúcar simple, como comprimidos de glucosa o jugo de frutas. Diles a tu familia y amigos qué síntomas deben observar y qué hacer en caso de que no puedas tratar la enfermedad por tu cuenta.

Síntomas

Primeros signos y síntomas de advertencia

Los signos y síntomas tempranos de hipoglucemia diabética incluyen lo siguiente:

  • Temblores
  • Mareos
  • Sudoración
  • Hambre
  • Latidos rápidos del corazón
  • Incapacidad para concentrarse
  • Desorientación
  • Irritabilidad o mal humor
  • Ansiedad o nerviosismo
  • Dolor de cabeza

Signos y síntomas nocturnos

Si la hipoglucemia diabética se produce cuando estás durmiendo, estos son los signos y síntomas que pueden despertarte:

  • Las sábanas o la ropa de cama húmedas debido a la transpiración
  • Pesadillas
  • Cansancio, irritabilidad o desorientación cuando te despiertas

Signos y síntomas graves

Si la hipoglucemia diabética no se trata, pueden manifestarse signos y síntomas de hipoglucemia severa. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Torpeza o movimientos espasmódicos
  • Incapacidad para comer o beber
  • Debilidad muscular
  • Dificultad para hablar o habla incomprensible
  • Visión borrosa o doble
  • Somnolencia
  • Desorientación
  • Convulsiones o ataques
  • Pérdida del conocimiento
  • Muerte, en casos excepcionales

Los síntomas pueden variar de una persona a otra o de un episodio a otro. Algunas personas no tienen ningún síntoma perceptible. También es posible que no tenga ningún síntoma de hipoglucemia, por lo que es importante que controles tus niveles de glucosa en la sangre con regularidad y que lleves un registro de cómo te sientes cuando tu nivel de glucosa en la sangre es bajo.

Cuándo debes consultar a un médico

La hipoglucemia grave puede dar lugar a problemas graves, como convulsiones o pérdida del conocimiento, que requieren atención de emergencia. Asegúrate de que tu familia, amigos y compañeros de trabajo sepan qué hacer en caso de emergencia.

Si estás con alguien que pierde el conocimiento o no puede tragar debido a un bajo nivel de glucosa en la sangre:

  • No le inyectes insulina, ya que esto hará que los niveles de glucosa en la sangre bajen aún más
  • No le des líquidos ni alimentos, porque podrían causar atragantamiento
  • Dale glucagón, una hormona que estimula la liberación de glucosa en la sangre, por inyección o por vía nasal
  • Llama al 911 o a los servicios de emergencia de tu área para que le administren tratamiento inmediato si no tienes glucagón

Si tienes síntomas de hipoglucemia muchas veces por semana o más, consulta con el médico. Es posible que debas cambiar las dosis de los medicamentos o el horario en que los tomas, o modificar el programa de tratamiento de la diabetes.

Causas

El nivel bajo de glucosa sanguínea es más común entre las personas que se inyectan insulina, pero también puede ocurrir si se toman ciertos medicamentos orales para la diabetes.

Las causas frecuentes de la hipoglucemia diabética son las siguientes:

  • Usar demasiada insulina o demasiados medicamentos para la diabetes
  • No comer lo suficiente
  • Retrasar o saltearse comidas o refrigerios
  • Incrementar el ejercicio o la actividad física sin comer más o sin ajustar los medicamentos
  • Consumir bebidas alcohólicas

Regulación de la glucosa en la sangre

La hormona insulina reduce los niveles de glucosa en la sangre cuando es demasiado alto. Si tienes diabetes tipo 1 o tipo 2 y necesitas insulina para controlar la glucosa en la sangre, usar más insulina de la que necesitas puede hacer que el nivel de glucosa en la sangre baje demasiado y provocar hipoglucemia.

El nivel de glucosa en la sangre también puede bajar demasiado si, después de tomar el medicamento para la diabetes, comes menos de lo habitual (la mayor parte de la glucosa del cuerpo procede de los alimentos) o si haces más ejercicio del que normalmente haces, lo cual utiliza glucosa adicional. Mantener el equilibrio entre la insulina, la comida y la actividad no siempre es fácil, pero tu médico o educador para la diabetes puede trabajar contigo para tratar de prevenir los niveles bajos de glucosa en la sangre.

Complicaciones

Si ignoras los síntomas de la hipoglucemia durante mucho tiempo, podrías perder el conocimiento. Esto sucede porque el cerebro necesita glucosa para funcionar. Reconocer los signos y síntomas de la hipoglucemia a tiempo, porque si no se trata, la hipoglucemia puede producir lo siguiente:

  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento
  • Muerte

Toma los síntomas tempranos seriamente. La hipoglucemia diabética puede aumentar el riesgo de accidentes graves, incluso mortales.

Prevención

Para ayudar a prevenir la hipoglucemia:

  • Controla el nivel de glucosa en la sangre. Según tu plan de tratamiento, es posible que tengas que controlar y registrar tu nivel de glucosa en la sangre varias veces a la semana o varias veces al día. Un control riguroso es la única manera de asegurarte de que tu nivel de glucosa en la sangre se mantenga dentro del rango objetivo.
  • No saltees las comidas ni las colaciones y no las consumas más tarde de lo habitual. Si usas insulina o tomas un medicamento para la diabetes por vía oral, debes ser consistente con la cantidad que comes y con el horario de tus comidas y refrigerios.
  • Mide las dosis de los medicamentos con cuidado y tómalos a horario. Toma tu medicamento según la recomendación del médico.
  • Si aumentas la actividad física, haz ajustes en tus medicamentos o come colaciones adicionales. Los ajustes dependen de los resultados de la prueba de glucosa en la sangre, del tipo y la duración de la actividad, y de los medicamentos que tomes.
  • Si quieres beber alcohol, acompáñalo con una comida o colación. Consumir bebidas alcohólicas con el estómago vacío puede provocar hipoglucemia. El alcohol también puede causar hipoglucemia retardada horas más tarde, lo que hace que el control de la glucosa en la sangre sea aún más importante.
  • Anota tus reacciones a un nivel bajo de glucosa. Esto puede ayudarte a ti y a tu equipo de atención médica a identificar los patrones que contribuyen a la hipoglucemia y encontrar maneras de evitarlos.
  • Lleva alguna forma de identificación para diabéticos de manera que, en caso de emergencia, otras personas sepan que tienes diabetes. Usa un collar o brazalete de identificación médica y una tarjeta en la billetera.