Los síntomas de la diabetes a menudo son imperceptibles. Aquí está lo que hay buscar — y cuándo consultar a tu médico.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Los primeros síntomas de la diabetes, en especial la de tipo 2, pueden ser imperceptibles o aparentemente inofensivos — es decir, no presentar ningún síntoma. Sin embargo, con el tiempo puedes desarrollar complicaciones por la diabetes, incluso si no has presentado ningún síntoma.

Sólo en Estados Unidos, más de 8 millones de personas tienen diabetes sin diagnosticar, de acuerdo con la American Diabetes Association. Pero no necesitas convertirte en una estadística. Comprender los posibles síntomas de la diabetes puede llevar a un diagnóstico y tratamiento tempranos — y una vida de mejor salud. Si experimentas alguno de los siguientes signos y síntomas de la diabetes, consulta a tu médico.

La sed excesiva (también llamada polidipsia) y orinar con mayor frecuencia (también conocida como poliuria) son síntomas clásicos de la diabetes.

Cuando tienes diabetes, el exceso de azúcar (glucosa) se acumula en tu sangre. Tus riñones son forzados a trabajar tiempo extra para filtrar y absorber el exceso de azúcar. Si tus riñones no pueden mantener el ritmo, el exceso de azúcar se excreta en tu orina, arrastrándose a través de los líquidos desde tus tejidos. Esto provoca que orines con mayor frecuencia, lo cual puede deshidratarte. Entre más líquidos bebas para saciar tu sed, orinarás más.

Puedes sentirte fatigado. Muchos factores pueden contribuir a esto. Esos factores incluyen deshidratación por orinar con mayor frecuencia y la incapacidad de tu cuerpo para funcionar de forma correcta, ya que es menos capaz de usar el azúcar para las necesidades energéticas.

Las variaciones de peso también caen en la categoría de posibles signos y síntomas de la diabetes. Cuando pierdes azúcar al orinar frecuencia, también pierdes calorías. Al mismo tiempo, la diabetes puede impedir que el azúcar de tus alimentos llegue a tus células — lo que ocasiona hambre constante. El efecto combinado es la pérdida de peso potencialmente rápida, en especial si tienes diabetes tipo 1.

A veces los síntomas de la diabetes incluyen tu visión. Los niveles altos de azúcar en la sangre toman líquido de tus tejidos, incluso de los cristalinos de tus ojos. Esto afecta tu capacidad para enfocar.

Dejar la diabetes sin tratar puede ocasionar que se formen nuevos vasos sanguíneos en tu retina — la parte posterior de tu ojo — y se dañen los vasos establecidos. Para la mayoría de las personas, estos primeros cambios no causan problemas de visión. Sin embargo, si estos cambios avanzan sin ser detectados, pueden ocasionar pérdida de la visión y ceguera.

Los médicos y las personas con diabetes han observado que las infecciones parecen más comunes si tienes diabetes. Sin embargo, las investigaciones en esta área no han probado si esto es completamente cierto, ni por qué. Puede ser que los niveles altos de azúcar en la sangre perjudiquen el proceso natural de curación de tu cuerpo y tu capacidad de combatir las infecciones. Para las mujeres, las infecciones vaginales y en la vejiga son especialmente comunes.

El exceso de azúcar en tu sangre puede provocar daño en tus nervios Puedes notar hormigueo y pérdida de la sensibilidad en tus manos y pies, así como ardor en tus brazos, manos, piernas y pies.

La diabetes puede debilitar tu capacidad para combatir los gérmenes, lo que incrementa el riesgo de tener una infección en tus encías y en los huesos que mantienen tus dientes en su lugar. Tus encías pueden separarse de tus dientes, éstos pueden aflojarse o puedes desarrollar heridas o bolsas de pus en tus encías — en especial si tienes infección en las encías antes de que se desarrolle la diabetes.

Si notas cualquier posible signo o síntoma de diabetes, consulta a tu médico. Entre más temprano sea el diagnóstico de la enfermedad, más pronto podrá comenzar el tratamiento. La diabetes es una enfermedad grave, pero con tu participación activa y el apoyo de tu equipo de profesionales de la salud, puedes controlar la diabetes al mismo tiempo que disfrutas de una vida activa y saludable.

April 21, 2016