Multimedia

Algunas de las complicaciones o lesiones relacionadas con la fractura de nariz son:

  • Tabique nasal desviado. Una fractura de nariz puede provocar un tabique nasal desviado, un trastorno que se produce cuando la delgada pared que divide los dos lados de la nariz (tabique nasal) se desplaza y estrecha las fosas nasales. Los medicamentos, como los descongestionantes y antihistamínicos, pueden ayudarte a vivir con el tabique nasal desviado, pero se necesita una cirugía para corregir este trastorno.
  • Acumulación de sangre. En algunos casos, puede acumularse sangre coagulada en la nariz fracturada, lo que ocasiona un trastorno denominado «hematoma del tabique». Un hematoma del tabique puede bloquear un orificio nasal o ambos. El hematoma del tabique requiere un drenaje quirúrgico inmediato para evitar daños en el cartílago.
  • Fractura del cartílago. Si la fractura se produjo debido a un golpe fuerte, como un accidente automovilístico, es posible que también presentes fractura del cartílago. Si la lesión es lo suficientemente grave como para que sea necesario un tratamiento quirúrgico, el cirujano deberá atender tanto la lesión del hueso como la del cartílago.
  • Lesiones en el cuello. Del mismo modo, las fracturas de nariz causadas por lesiones producidas a alta velocidad, como en un accidente de tránsito, pueden estar acompañadas de lesiones en el cuello. Si el golpe es lo suficientemente fuerte para quebrar la nariz, posiblemente también tenga la fuerza suficiente para dañar los huesos del cuello. Si crees que tienes una lesión en el cuello, consulta con tu médico de inmediato.
June 18, 2014