Descripción general

La blefaritis es la inflamación de los párpados. Suele comprometer la parte del párpado donde crecen las pestañas y afecta ambos párpados.

A menudo, aparece cuando se obstruyen las pequeñas glándulas sebáceas que se encuentran cerca de la base de las pestañas. Esto provoca ojos rojos e irritados. Son varias las enfermedades y los trastornos que pueden provocar blefaritis.

En general, la blefaritis es un trastorno crónico que no es fácil de tratar. Puede resultar molesta y antiestética. Sin embargo, a menudo, no provoca daños permanentes en la visión ni es contagiosa.

Síntomas

Los signos y síntomas de la blefaritis son los siguientes:

  • Ojos llorosos
  • Ojos rojos
  • Sensación de arena, ardor o escozor en los ojos
  • Párpados de aspecto grasoso
  • Picazón en los párpados
  • Párpados rojos e hinchados
  • Descamación de la piel que rodea los ojos
  • Pestañas con costras al despertar
  • Párpados pegados
  • Mayor frecuencia de parpadeo
  • Sensibilidad a la luz
  • Pestañas que crecen de manera anormal (pestañas desviadas)
  • Pérdida de pestañas

Cuándo consultar al médico

Si tienes signos y síntomas de blefaritis que no parecen mejorar a pesar de mantener una higiene adecuada —limpieza regular y cuidado de la zona afectada—, solicita una consulta con tu médico.

Causas

Se desconoce la causa exacta de la blefaritis. Podría estar asociada a uno o más factores, entre ellos:

  • Dermatitis seborreica, presencia de caspa en el cuero cabelludo y las cejas
  • Una infección bacteriana
  • Obstrucción o mal funcionamiento de las glándulas sebáceas de los párpados
  • Rosácea, una enfermedad de la piel caracterizada por enrojecimiento facial
  • Alergias, incluso reacciones alérgicas a los medicamentos para los ojos, las soluciones para lentes de contacto o el maquillaje de ojos
  • Ácaros o piojos en las pestañas

Complicaciones

Si padeces blefaritis, también puedes tener lo siguiente:

  • Problemas con las pestañas. La blefaritis puede causar que las pestañas se caigan o crezcan de manera anormal (pestañas desviadas).
  • Problemas en la piel de los párpados. Se pueden producir cicatrices en los párpados en respuesta a una blefaritis a largo plazo. O bien, los bordes de los párpados pueden girarse hacia adentro o hacia afuera.
  • Lagrimeo excesivo u ojos secos. Las secreciones oleosas anormales y otros restos que se desprenden de los párpados, como descamación asociada a la caspa, pueden acumularse en la película lagrimal (la solución de agua, aceite y mucosidad que forma las lágrimas). Una película lagrimal anormal interfiere en la lubricación saludable de los párpados. Esto puede irritar los ojos y causar síntomas de ojos secos o lagrimeo excesivo.
  • Dificultad para usar lentes de contacto. Debido a que la blefaritis puede afectar la cantidad de lubricación en los ojos, usar lentes de contacto puede ser incómodo.
  • Orzuelo. Un orzuelo es una infección que se manifiesta cerca de la base de las pestañas. El resultado es un bulto doloroso en el borde (por lo general, en la parte exterior) del párpado. Un orzuelo es, generalmente, más visible en la superficie del párpado.
  • Chalazión. El chalazión se produce cuando hay una obstrucción en una de las pequeñas glándulas sebáceas en el borde del párpado, justo detrás de las pestañas. La glándula puede infectarse con bacterias, lo que provoca un párpado rojo e hinchado. A diferencia de un orzuelo, el chalazión tiende a ser más prominente en la parte interior del párpado.
  • Conjuntivitis crónica. La blefaritis puede dar lugar a episodios recurrentes de ojos rojos (conjuntivitis).
  • Lesión en la córnea. La irritación constante de los párpados inflamados o las pestañas desviadas puede hacer que se forme una llaga (úlcera) en la córnea. La producción insuficiente de lágrimas podría predisponerte a sufrir una infección en la córnea.

April 21, 2018
  1. Preferred Practice Pattern Guidelines. Blepharitis — 2013. San Francisco, Calif.: American Academy of Ophthalmology. http://one.aao.org/preferred-practice-pattern/blepharitis-ppp--2013. Accessed Feb. 6, 2015.
  2. Shtein RM. Blepharitis. http://www.uptodate.com/home. Accessed Feb. 6, 2015.
  3. Facts about blepharitis. National Eye Institute. http://www.nei.nih.gov/health/blepharitis/blepharitis.asp. Accessed Feb. 6, 2015.
  4. Blepharitis. American Optometric Association. http://www.aoa.org/patients-and-public/eye-and-vision-problems/glossary-of-eye-and-vision-conditions/blepharitis?sso=y. Accessed Feb. 6, 2015.
  5. AskMayoExpert. Blepharitis. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2014.
  6. Lindsley K, et al. Interventions for chronic blepharitis. Cochrane Database of Systematic Reviews. http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD005556.pub2/abstract. Accessed Feb. 6, 2015.
  7. Barbara Woodward Lips Patient Education Center. Inflamed eyelid (blepharitis). Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2014.
  8. Ferri FF. Blepharitis. In: Ferri's Clinical Advisor 2015: 5 Books in 1. Philadelphia, Pa.: Mosby Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 6, 2015.
  9. Pflugfelder SC, et al. Treatment of blepharitis: Recent clinical trials. Ocular Surface. 2014;12:273.
  10. Sadarangani SP, et al. Non-anti-infective effects of antimicrobials and their clinical applications: A review. Mayo Clinic Proceedings. 2015;90:109.
  11. Yanoff M, ed., et al. Blepharitis. In: Ophthalmology. 4th ed. Edinburgh, U.K.: Mosby Elsevier; 2014. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 6, 2015.
  12. Alpha-linolenic acid. Natural Medicines Comprehensive Database. http://www.naturaldatabase.com. Accessed Feb. 9, 2015.
  13. Robertson DM (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn., Feb. 20, 2015.