Descripción general

La anhidrosis es la incapacidad de sudar con normalidad. Si no sudas (transpiras), el cuerpo no puede disminuir su temperatura, lo que puede provocar calor excesivo y, en ocasiones, un golpe de calor, una afección que puede ser mortal.

La anhidrosis, también llamada «hipohidrosis», puede ser difícil de diagnosticar. La anhidrosis leve, con frecuencia, pasa desapercibida. Existen docenas de factores que pueden provocar esta enfermedad, entre ellos, el traumatismo de piel y determinadas enfermedades y medicamentos. La anhidrosis puede ser hereditaria o adquirirse en algún momento de la vida.

El tratamiento de la anhidrosis supone abordar la causa de fondo, si es posible determinarla.

Síntomas

Los signos y síntomas de la anhidrosis incluyen los siguientes:

  • Cantidad baja o nula de transpiración
  • Mareos
  • Calambres musculares o debilidad
  • Enrojecimiento de la cara y el cuello
  • Sensación de calor

La falta de transpiración puede ocurrir:

  • En la mayoría del cuerpo (generalizada)
  • En un área única
  • En parches diseminados

Las áreas en donde sí ocurre la transpiración quizás produzcan una cantidad mayor de esta, de manera que es posible transpirar mucho en una parte del cuerpo y no hacerlo en absoluto en otra. La anhidrosis que afecta una gran parte del cuerpo evita la refrigeración corporal adecuada; en estos casos, el trabajo físico extenuante y el calor pueden ocasionar calambres, agotamiento o incluso un golpe de calor.

La anhidrosis se puede desarrollar por sí misma, o como uno de los signos o síntomas de otras enfermedades, como la diabetes o las lesiones de la piel.

Cuándo debes consultar con un médico

Si sudas muy poco, incluso cuando hace calor o cuando trabajas y haces ejercicios extenuantes, habla con tu médico. Habla con tu médico si notas que sudas menos de lo normal.

Busca atención médica inmediata si manifiestas signos o síntomas de golpe de calor.

Causas

La anhidrosis se produce cuando las glándulas sudoríparas no funcionan bien, ya sea debido a una enfermedad innata (congénita) o a una enfermedad que afecta los nervios o la piel. La deshidratación también causa anhidrosis. En ocasiones, la causa de la anhidrosis no puede identificarse.

Entre las causas de la anhidrosis se incluyen las siguientes:

  • Enfermedades congénitas, como ciertas displasias congénitas que afectan el desarrollo de las glándulas sudoríparas
  • Enfermedades hereditarias que afectan el metabolismo, como la enfermedad de Fabry
  • Enfermedades del tejido conjuntivo, como el síndrome de Sjögren, que causa sequedad en los ojos y en la boca
  • Daños en la piel, como los causados por quemaduras o por radioterapia, o las enfermedades que tapan los poros (oclusión de poros), como la psoriasis
  • Enfermedades que causan lesión a los nervios (neuropatía), como la diabetes, el alcoholismo y el síndrome de Guillain-Barré
  • Ciertos medicamentos, como la morfina y la toxina botulínica tipo A y los que se usan para tratar la psicosis

Complicaciones

Las enfermedades relacionadas con el calor son las complicaciones más graves de la anhidrosis. Los niños son especialmente vulnerables porque su temperatura interna aumenta más rápido que la de los adultos, y sus cuerpos liberan el calor con menos eficacia.

Los problemas relacionados con el calor incluyen los siguientes:

  • Calambres por calor. Los síntomas incluyen dolor muscular o espasmos. Descansa en un lugar fresco y bebe agua o una bebida deportiva. Obtén ayuda médica si los calambres duran más de una hora.
  • Agotamiento por calor. Los signos y síntomas incluyen debilidad, náuseas y pulso acelerado. Ve a un lugar fresco y obtén ayuda médica si los síntomas duran más de una hora.
  • Golpe de calor. Esta afección potencialmente fatal ocurre cuando la temperatura corporal alcanza los 103 ºF (39.5 ºC) o más. La piel puede estar caliente, enrojecida o seca. Si no se trata de inmediato, el golpe de calor puede provocar pérdida del conocimiento.

Prevención

A menudo, la anhidrosis no se puede prevenir, pero sí se pueden controlar las enfermedades serias relacionadas con el calor. Consejos para mantenerse a salvo:

  • Usa ropa liviana y holgada cuando hace calor.
  • Quédate en interiores frescos durante los días calurosos.
  • Usa una botella con pulverizador con agua para refrescarte.
  • Controla de cerca tu nivel de actividad para no excederte.
  • Conoce los signos de las enfermedades relacionadas con el calor y las maneras de tratarlos.

April 04, 2018
  1. Goldsmith LA, et al., eds. Disorders of the eccrine sweat glands and sweating: Introduction. In: Fitzpatrick's Dermatology in General Medicine. 8th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Dec. 14, 2017.
  2. Bolognia JL, et al., eds. Disease of the eccrine and apocrine sweat glands. In: Dermatology. 4th ed. Philadelphia, Pa.: 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 14, 2017.
  3. Tay LK, et al. Acquired idiopathic anhidrosis: A diagnosis often missed. Journal of the American Academy of Dermatology. 2014;71:499.
  4. Kliegman RM, et al. Disorders of the sweat glands. In: Nelson Textbook of Pediatrics. 20th ed. Philadelphia, Pa.: 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Dec. 14, 2017.
  5. Tips for preventing heat-related illness. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/disasters/extremeheat/heattips.html. Accessed Dec. 14, 2017.
  6. Warning signs and symptoms of heat-related illness. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/disasters/extremeheat/warning.html. Accessed Dec. 20, 2017.
  7. Parents' and coaches' guide to dehydration and other heat illnesses in children. National Athletic Trainers' Association. https://www.nata.org/sites/default/files/Heat-Illness-Parent-Coach-Guide.pdf. Accessed Dec. 20, 2017.

See also