Descripción general

El barotraumatismo es el estrés que sufren el tímpano y otros tejidos del oído medio cuando hay un desequilibrio entre la presión del aire en el oído medio y la presión del aire en la atmósfera. Puedes experimentar un barotraumatismo al comienzo de un viaje, cuando el avión está subiendo, o al final del viaje, cuando el avión está descendiendo. Estos rápidos cambios de altitud causan cambios en la presión del aire y pueden desencadenar un barotraumatismo.

El barotraumatismo también se conoce como barotrauma, barotitis media o aerotitis media.

Por lo general, los autocuidados, como bostezar, tragar o mascar chicle, pueden prevenir o corregir las diferencias en la presión del aire y mejorar los síntomas del barotraumatismo. Sin embargo, si el barotraumatismo es grave, puede ser necesario un tratamiento médico.

Síntomas

El barotraumatismo puede ocurrir en uno o en ambos oídos. Los signos y síntomas del barotraumatismo pueden ser los siguientes:

  • Molestia o dolor moderado en el oído
  • Sensación de inflamación o congestión en el oído
  • Audición reducida o pérdida leve a moderada de la audición

Si el barotraumatismo es grave o dura más de algunas horas, puedes sentir lo siguiente:

  • Dolor intenso
  • Presión en el oído similar a la que se siente bajo el agua
  • Pérdida moderada a intensa de la audición
  • Zumbido en los oídos (tinnitus)
  • Sensación de mareo (vértigo)
  • Vómitos a causa del vértigo
  • Sangrado del oído

Cuándo consultar al médico

En general, puedes hacer cosas tú solo para tratar el barotraumatismo. Si la molestia, inflamación o audición reducida duran más de algunas horas o si tienes signos o síntomas intensos, llama al médico.

Causas

El dolor de oídos al volar se produce cuando un desequilibrio en la presión de aire en el oído medio y la presión de aire en el ambiente impide que el tímpano vibre como debería. La regulación de la presión de aire es tarea de un tubo estrecho llamado trompa de Eustaquio. Un extremo está conectado al oído medio. El otro extremo tiene una abertura diminuta donde se unen la parte posterior de la cavidad nasal y la parte superior de la garganta (nasofaringe).

Cuando un avión asciende o desciende, la presión de aire en el ambiente cambia abruptamente y la trompa de Eustaquio no reacciona con suficiente rapidez. El tragar o bostezar activa los músculos que abren la trompa de Eustaquio y permiten que el oído medio reponga el suministro de aire, lo que a menudo elimina los síntomas del dolor de oídos al volar.

El dolor de oído relacionado con la presión (barotrauma) también pude ser causado por:

  • Buceo
  • Cámaras de oxígeno hiperbárico
  • Explosiones cercanas

Puede que sufras un caso menor de dolor de oídos relacionado con la presión cuando estés en un elevador en un edificio alto o mientras conduces en zonas montañosas.

Factores de riesgo

Cualquier afección que bloquea las trompas de Eustaquio o limita su función puede aumentar el riesgo de barotraumatismo. Entre los factores de riesgo frecuentes se incluyen:

  • Trompas de Eustaquio pequeñas, en especial en los niños y lactantes
  • Resfrío común
  • Sinusitis
  • Rinitis alérgica (fiebre del heno)
  • Infección del oído medio (otitis media).
  • Dormir en un avión durante el despegue o el aterrizaje

El barotraumatismo frecuente o grave puede dañar los tejidos del oído interno o las trompas de Eustaquio, lo que aumenta las posibilidades de volver a sufrir este problema.

Complicaciones

El dolor de oído relacionado con la presión habitualmente no es grave y responde a los autocuidados. Pueden aparecer complicaciones a largo plazo si la afección es grave o prolongada o si existe daño a las estructuras media o interna del oído.

Algunas de lascomplicaciones poco frecuentes pueden ser:

  • Pérdida permanente de la audición
  • Zumbido constante (crónico) en el oído

Prevención

Sigue estos consejos para evitar el barotraumatismo:

  • Bosteza y traga líquidos durante el despegue y el aterrizaje. Al bostezar y tragar líquidos, se activan los músculos que abren las trompas de Eustaquio. Puedes comer un caramelo o masticar un chicle a modo de ayuda.
  • Utiliza la maniobra de Valsalva durante el despegue y el aterrizaje. Sopla suavemente, tal como si te soplaras la nariz, mientras te tapas la nariz con los dedos en forma de pinza y mantienes la boca cerrada. Repite la maniobra varias veces, sobre todo durante el aterrizaje, para equilibrar la presión entre los oídos y la cabina del avión.
  • No te duermas durante el despegue y el aterrizaje. Si estás despierto durante el despegue y el aterrizaje, puedes realizar las técnicas de cuidado personal necesarias en caso de que sientas presión en los oídos.
  • Reevalúa tus planes de viaje. Si es posible, evita volar en caso de que tengas un resfrío, congestión nasal, sinusitis u otitis. Si te sometiste a una cirugía de oído recientemente, consulta al médico si es seguro viajar.
  • Utiliza tapones para oídos filtrados. Estos tapones equilibran la presión del tímpano durante el despegue y el aterrizaje. Puedes comprarlos en farmacias, tiendas de regalos de los aeropuertos y clínicas locales para oídos.
  • Utiliza un aerosol nasal descongestionante de venta libre. Si tienes congestión nasal, utiliza un descongestionante nasal entre 30 y 60 minutos antes del despegue y el aterrizaje. Evita abusar de los descongestionantes nasales, ya que si los utilizas durante varios días consecutivos es posible que la congestión empeore.
  • Ten cuidado con los comprimidos descongestionantes orales. Los descongestionantes orales pueden ser de ayuda si se toman entre 30 y 60 minutos antes de un vuelo. No obstante, si tienes una enfermedad cardíaca, un trastorno en el ritmo cardíaco o presión arterial alta, o si es posible que hayas tenido interacciones con otros medicamentos, evita tomar descongestionantes orales (excepto que un médico apruebe su uso). Si eres un hombre y tienes más de 50 años, es posible que luego de tomar descongestionantes que contienen pseudoefedrina (Actifed, Sudafed) sufras efectos secundarios graves, como retención urinaria (sobre todo si tienes hipertrofia prostática). Si estás embarazada, consulta a un médico sobre la posibilidad de tomar descongestionantes orales.
  • Toma antihistamínicos. Si tienes alergias, toma tus medicamentos una hora antes del vuelo.

Si eres propenso a sufrir barotraumatismo grave y vuelas con frecuencia, el médico puede realizarte una cirugía en la que se colocan unos tubos en los tímpanos con el fin de mejorar el drenaje de líquidos, la ventilación del oído medio y el equilibrio de presión entre el oído externo y el oído medio.

Cómo ayudar a los niños a evitar el barotraumatismo

Estos consejos adicionales pueden ayudar a los niños pequeños a evitar el barotraumatismo:

  • Fomenta que traguen líquidos. Dale una bebida al bebé o lactante durante el despegue y el aterrizaje para fomentar que traguen líquidos con frecuencia. Un chupete también puede ayudar. Haz que el niño se siente erguido cuando beba. Los niños mayores de cuatro años pueden intentar mascar chicle, beber con un sorbete o hacer burbujas usando un sorbete.
  • Considera la posibilidad de usar gotas para los oídos. Pídele al médico del niño que le recete gotas pediátricas para los oídos que contengan un agente analgésico y anestésico para el vuelo.
  • Evita los descongestionantes. No se recomienda usar descongestionantes en niños pequeños.