Prueba obligatoria de COVID-19 para viajeros internacionales

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de los EE. UU. emitieron recientemente una directiva que exige que todos los viajeros internacionales mayores de 2 años que ingresen al país deben realizarse una prueba de COVID-19. Este requisito entró en vigencia el 26 de enero de 2021 y se aplica tanto a ciudadanos extranjeros como a residentes de los Estados Unidos.

La prueba se debe realizar no más de tres días antes de la partida del vuelo y los viajeros deben proporcionar a la aerolínea pruebas de un resultado negativo o la documentación que demuestre haberse recuperado de COVID-19 antes de abordar.

Si has tenido un resultado positivo de una prueba viral en los últimos tres meses y has cumplido los requisitos para finalizar el aislamiento, debes viajar con una copia del resultado positivo de la prueba y una carta de tu médico o del departamento de salud que confirme que estás autorizado a viajar.

No es necesario que hagas cuarentena al llegar a Mayo Clinic. La política de Mayo Clinic sigue siendo que la prueba de COVID-19 constituye un examen de detección suficiente de COVID-19 para las personas que visiten la sede.

Para obtener más información sobre la política de los Estados Unidos, visita:

Antes de ir a la sede de Mayo Clinic, revisa nuestras políticas e información actuales sobre COVID-19, incluida nuestra política de uso obligatorio de mascarilla.