La cirugía de reemplazo de rodilla, también conocida como «artroplastia de rodilla», puede ayudar a aliviar el dolor y restaurar la función en las articulaciones de las rodillas gravemente enfermas. Durante el reemplazo de rodilla, el cirujano corta el hueso dañado y el cartílago del fémur, la tibia y la rótula, y los reemplaza con una articulación artificial fabricada con aleación de metal, plásticos de primera calidad y polímeros.

Las primeras rodillas artificiales eran un poco más que bisagras rudimentarias. Ahora tú y tus médicos pueden elegir entre una variedad de diseños que tienen en cuenta tu edad, tu peso, el nivel de actividad y tu salud general. La mayoría de las articulaciones de reemplazo de rodilla intenta comportarse como la rodilla, con su capacidad de moverse y deslizarse cuando se dobla.

Sept. 22, 2015