El oxígeno puro puede provocar un incendio si una chispa o una llama enciende una fuente de combustible. Debido a esto, no puedes tener elementos como encendedores o dispositivos que funcionen con baterías en la cámara de oxigenoterapia hiperbárica. Además, para limitar las fuentes de exceso de combustible, es posible que tengas que quitarte los productos para el cuidado de la piel y el cabello que estén hechos con petróleo y que impliquen un potencial peligro de incendio. Pídele a un miembro del equipo de atención médica instrucciones específicas antes de tu primera sesión de oxigenoterapia hiperbárica.

Nov. 25, 2014