Episiotomía: cuándo es necesaria y cuándo no

Si bien la episiotomía fue alguna vez una parte rutinaria del parto, actualmente se recomienda solo en determinados casos. A continuación, lo que necesitas saber sobre los riesgos, los beneficios y la recuperación.

Escrito por personal de Mayo Clinic

La episiotomía es una incisión en el perineo —el tejido entre la abertura vaginal y el ano— que se realiza durante el parto. Si bien la episiotomía fue alguna vez una parte rutinaria del parto, este ya no es el caso.

Si tienes planeado tener un parto vaginal, esto es lo que necesitas saber acerca de la episiotomía y el parto.

La tradición de la episiotomía

Durante años se pensó que la episiotomía ayudaba a prevenir desgarros vaginales más extensos durante el parto —y que cicatrizaba mejor que un desgarro natural—. También se pensaba que el procedimiento ayudaba a preservar el tejido muscular y conjuntivo que sostiene el suelo pélvico.

Hoy en día, sin embargo, las investigaciones sugieren que las episiotomías de rutina no previenen estos problemas después de todo.

La recuperación es incómoda y, a veces, la incisión quirúrgica es más grande de lo que hubiera causado el desgarro natural. Es posible que ocurra una infección. A algunas mujeres, la episiotomía les causa dolor durante las relaciones sexuales en los meses posteriores al parto. Una episiotomía extensa también podría provocar incontinencia fecal después del parto.

Nuevo enfoque

Multimedia

Las episiotomías de rutina ya no están recomendadas. Aun así, en algunos casos, el procedimiento está justificado.

El profesional de salud podría recomendarte una episiotomía en los siguientes casos:

  • Es probable que haya un desgarro vaginal extenso
  • Tu bebé se encuentra en una posición anormal
  • Tu bebé es muy grande (macrosomía fetal)
  • Es necesario que tu bebé nazca de inmediato

Si necesitas una episiotomía y no te han aplicado ningún tipo de anestesia o su efecto ya ha pasado, es probable que recibas una inyección de anestesia local para insensibilizar el tejido. No deberías sentir que el profesional de salud hace la incisión o la cierra después del parto.

Existen dos tipos de incisiones para las episiotomías:

  • Incisión media o en la línea media. La incisión media o en la línea media se realiza en forma vertical. Este tipo de incisión es la más fácil de cerrar, pero tiene un mayor riesgo de extenderse hasta la zona del ano.
  • Incisión mediolateral. La incisión mediolateral se realiza en ángulo. Este tipo de incisión ofrece la mejor protección para que un desgarro extenso no afecte la zona del ano, pero suele ser más doloroso y más difícil de cerrar.
July 30, 2015 See more In-depth