¿Cuándo debo considerar dormir una siesta?

Podrías pensar en dormir una siesta en los siguientes casos:

  • Sientes fatiga o somnolencia repentina
  • Estás a punto de tener falta de sueño, por ejemplo, debido a un turno de trabajo largo
  • Deseas dormir siestas planificadas como parte de tu rutina diaria

Una repentina necesidad de tomar siestas, ¿podría indicar algún problema de salud?

Si cada vez sientes más necesidad de tomar siestas y no hay un nuevo motivo aparente de fatiga en tu vida, consulta con el médico. Podría tratarse de un medicamento o de un trastorno del sueño u otra afección médica que está interrumpiendo las horas de sueño nocturnas.

¿Cuál es la mejor forma de dormir la siesta?

Para sacar el máximo provecho de una siesta, sigue estos consejos:

  • Duerme siestas cortas. Intenta dormir entre 10 y 30 minutos solamente. Cuanto más larga sea la siesta, más probable es que después te sientas embotado.
  • Duerme siestas por la tarde. Por lo general, la mejor hora para dormir la siesta es a media tarde, alrededor de las 2 o 3 p. m. Este es el momento del día en que puedes sentir sueño después del almuerzo o estar menos alerta. Además, si duermes la siesta a esa hora, es menos probable que esta interfiera en el sueño nocturno. Sin embargo, ten en cuenta que hay factores individuales (como la cantidad de sueño que necesitas y los horarios de sueño) que también pueden ser importantes para determinar la mejor hora del día para dormir la siesta.
  • Crea un entorno relajado. Duerme la siesta en un lugar silencioso y oscuro, con una temperatura ambiente cómoda y pocas distracciones.

Después de dormir la siesta, reserva unos minutos para despertar antes de reanudar tus actividades, especialmente si estas requieren una respuesta rápida y precisa.

Oct. 03, 2015 See more In-depth