Es imposible impedir los hechos imprevisibles que suelen causar las lesiones de muñeca, pero estos consejos básicos pueden ofrecer cierta protección:

  • Desarrolla fuerza en los huesos. Consumir cantidades suficientes de calcio —al menos 1200 miligramos por día para las mujeres mayores de 50 años, o 1000 miligramos por día para la mayoría de los adultos— puede ayudar a prevenir las fracturas.
  • Evita las caídas. Caerse sobre la mano extendida es la causa principal de la mayoría de las lesiones de muñeca. Usa calzado adecuado para ayudar a prevenir caídas. Elimina los riesgos en tu hogar. Ilumina el espacio habitable. Coloca agarraderas en el baño y pasamanos en las escaleras, si fuera necesario.
  • Usa equipos de protección para realizar actividades atléticas. Usa muñequeras para realizar actividades de alto riesgo, tales como fútbol, snowboard y patinaje sobre ruedas.
  • Presta atención a la ergonomía. Si pasas mucho tiempo trabajando con un teclado, realiza pausas regulares. Al escribir en el teclado, mantén la muñeca en una posición neutral y relajada. Un teclado ergonómico y un apoyo de gomaespuma o gel para las muñecas podrían ayudar.
Oct. 25, 2014