Las muelas del juicio retenidas no siempre causan síntomas. Sin embargo, cuando una muela del juicio retenida se infecta, daña otros dientes o causa otros problemas dentales, puedes experimentar algunos de estos signos o síntomas:

  • Encías enrojecidas o hinchadas
  • Encías sensibles o sangrantes
  • Dolor en la mandíbula
  • Hinchazón alrededor de la mandíbula
  • Mal aliento
  • Un sabor desagradable en la boca
  • Dificultad para abrir la boca

Cuándo consultar al médico

Consulta con el dentista si experimentas síntomas en la zona detrás del último molar que pueda estar asociado con una muela del juicio retenida.

March 31, 2015