Las complicaciones de la vasculitis dependen del tipo y de la gravedad de la enfermedad. O bien, pueden relacionarse con efectos secundarios de los medicamentos con receta que usas para tratarla. Las complicaciones de la vasculitis comprenden lo siguiente:

  • Daño orgánico. Algunos tipos de vasculitis pueden ser graves, lo que provoca daño en los órganos principales.
  • Coágulos sanguíneos y aneurismas. Se puede formar un coágulo de sangre en un vaso sanguíneo, lo que obstruye el flujo sanguíneo. En raras ocasiones, la vasculitis causará que los vasos sanguíneos se debiliten y se presenten protuberancias, lo que provoca la formación de un aneurisma. Es posible que tengas que someterte a una cirugía para extraer un aneurisma.
  • Pérdida de la visión o ceguera. Esta es una posible complicación si no se trata la arteritis de células gigantes.
  • Infecciones. Estas comprenden enfermedades graves y que ponen en riesgo la vida, como la neumonía y la infección de la sangre (septicemia).
Oct. 08, 2014