El roncar con frecuencia se asocia con un trastorno del sueño llamado apnea obstructiva del sueño (AOS). No todos los que roncan tienen AOS, pero roncar viene acompañado de cualquiera de los siguientes síntomas, y puede ser una indicación para ver a un médico que te realice una evaluación más profunda para diagnosticar AOS:

  • Ruido durante el sueño
  • Dormir de forma excesiva durante el día
  • Dificultad para concentrarse
  • Dolores de cabeza por las mañanas
  • Ardor de garganta
  • Dormir sin descansar
  • Jadeo o ahogarse por la noche
  • Presión arterial alta
  • Dolor de pecho por la noche
  • Tu ronquido es tan fuerte que interrumpe el sueño de tu pareja
  • Te despiertas con la sensación de ahogarte o jadeando

Cuándo ver a un médico

Consulta a tu médico si tienes alguno de los síntomas anteriores. Esto puede indicar que tu ronquido es causado por una condición más grave, tal como apnea obstructiva del sueño.

Si tu hijo ronca, pregúntale a tu pediatra sobre esto. Los niños también pueden tener apnea obstructiva del sueño. Los problemas de nariz y garganta — como amígdalas agrandadas — y obesidad, con frecuencia, pueden estrechar las vías aéreas de un niño, lo que puede llevar a tu hijo a desarrollar apnea del sueño.

Sept. 26, 2015