La osteocondritis disecante es un trastorno de las articulaciones en el cual el hueso que se encuentra debajo del cartílago de una articulación muere, debido a la falta de flujo sanguíneo. Este hueso y el cartílago pueden desprenderse, lo que provoca dolor y podría dificultar el movimiento de la articulación.

La osteocondritis disecante ocurre con mayor frecuencia en niños y adolescentes. Puede causar síntomas ya sea después de una lesión en una articulación o después de varios meses de actividad, especialmente, en actividades de alto impacto, como saltar o correr, que afecten la articulación. Este trastorno tiene lugar, con mayor frecuencia, en la rodilla, pero también puede ocurrir en los codos, los tobillos y otras articulaciones.

Los médicos determinan la fase de la osteocondritis disecante de acuerdo con el tamaño de la lesión, al tener en cuenta si el fragmento se encuentra completa o parcialmente desprendido, y si el fragmento se mantiene en su lugar. Si la pieza suelta de cartílago y hueso se mantiene en su lugar, es posible que experimentes pocos o ningún síntoma. En el caso de niños pequeños cuyos huesos aún se encuentran en desarrollo, la lesión puede sanarse por sí misma.

Es posible que se necesite una cirugía si el fragmento se suelta y queda atrapado entre las partes móviles de la articulación, o si tienes un dolor persistente.

July 09, 2015