Cómo prepararse antes de su cita

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si el médico sospecha o ya diagnosticó cáncer nasofaríngeo, puede derivarte a otro médico que se especializa en tratamientos para el cáncer (oncólogo) o a un médico que se especializa en trastornos de oído, nariz y garganta (otorrinolaringólogo).

Como las consultas pueden ser breves y suele ser difícil recordar todo lo que quieres conversar, es aconsejable ir bien preparado. A continuación, te damos algunas sugerencias para prepararte y para saber qué puedes esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Anota cualquier síntoma que tengas. Menciona todos los síntomas, aunque creas que no estén relacionados.
  • Haz una lista de todos los medicamentos y suplementos de vitaminas que tomes. Anota las dosis y con qué frecuencia los tomas.
  • Si es posible, ve a la consulta con un familiar o amigo cercano. Es posible que recibas mucha información durante la consulta, y puede ser difícil recordar todo. La persona que te acompañe puede ayudarte a recordar detalles que se te pasaron por alto o que olvidaste.
  • Lleva una libreta o un anotador. Así puedes anotar información importante, como las opciones de tratamiento.
  • Prepara una lista de preguntas para hacerle al médico. Pensar con anticipación qué quieres preguntarle al médico puede ayudarte a aprovechar al máximo el escaso tiempo de la consulta.

Enumera las preguntas más importantes en primer lugar, en caso de que se acabe el tiempo. Para el carcinoma nasofaríngeo, algunas de las preguntas básicas son:

  • ¿Qué tipos de pruebas tendré que hacerme?
  • ¿Tengo que hacer algo para prepararme para estas pruebas?
  • Además del cáncer nasofaríngeo, ¿existen otras causas posibles de estos síntomas?
  • ¿Qué tipo de cáncer nasofaríngeo tengo?
  • ¿Se diseminó más allá de la nasofaringe? ¿Se diseminó más allá de los ganglios linfáticos?
  • ¿En qué estadio está mi cáncer?
  • ¿Cuál es el tratamiento habitual para este estadio del cáncer?
  • ¿Me recomiendas que haga radioterapia y quimioterapia al mismo tiempo?
  • ¿Qué tan eficaz es cada tratamiento por sí solo?, y ¿cuál es la eficacia cuando se los combina?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de la radiación?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de la quimioterapia?
  • ¿La cirugía es una opción?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿De qué manera los afectará?
  • ¿Cómo debo prepararme para el tratamiento?
  • ¿Qué medidas me recomiendas tomar?
  • ¿Cuáles son las probabilidades de reaparición?
  • ¿Debería cambiar mi dieta de algún modo?
  • ¿Cuál es mi pronóstico?
  • ¿Existen ensayos clínicos disponibles para mí?

Y, si el médico dice algo que no queda claro, no dudes en preguntar.

Qué esperar del médico

Probablemente, el médico también quiera hacerte varias preguntas. Estar preparado para responderlas podría ahorrarte tiempo para que hagas otras preguntas. Algunas de las posibles preguntas que el médico podría hacerte son las siguientes:

  • ¿Cuándo notaste por primera vez estos síntomas?
  • ¿Con qué frecuencia tienes estos síntomas?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Hay algo que mejore los síntomas?
  • ¿Hay algo que los empeore?
  • ¿Cuál es tu dieta habitual?
  • ¿Alguna vez te han diagnosticado mononucleosis o el virus de Epstein-Barr?
Aug. 27, 2015