Descripción general

Por lo general, la infección por virus del papiloma humano (VPH) produce verrugas en la piel o sobre las membranas mucosas. Algunos tipos de infección por VPH producen cáncer de cuello uterino. Existen más de 100 variedades de VPH.

Los diferentes tipos de infección por VPH producen verrugas en diferentes partes del cuerpo. Por ejemplo, algunos tipos de infección por VPH provocan verrugas plantares en los pies, mientras que otros tipos generan verrugas que aparecen, principalmente, en la cara y en el cuello.

La mayoría de las infecciones por VPH no producen cáncer. No obstante, algunos tipos de VPH genital pueden provocar cáncer en la parte inferior del útero que se conecta con la vagina (cuello uterino). Otros tipos de cánceres, entre ellos, cánceres de ano, pene, vagina, vulva y la parte posterior de la garganta (cáncer bucofaríngeo), se asociaron con una infección por VPH.

Las vacunas pueden ayudar en la protección contra las cepas de VPH genital que tienen más probabilidades de provocar verrugas genitales o cáncer de cuello uterino.

Síntomas

En la mayoría de los casos, el sistema inmunitario de tu cuerpo derrota a una infección de HPV antes de que cree verrugas. Y cuando las verrugas aparecen, varían de apariencia según la variedad de HPV que esté involucrada:

  • Verrugas genitales. Estas aparecen como lesiones planas, pequeños bultos con forma de coliflor o protuberancias más pequeñas con forma de tallo. En las mujeres, las verrugas genitales aparecen mayormente en la vulva pero también pueden presentarse cerca del ano, el cuello del útero o en la vagina.

    En los hombres, las verrugas genitales aparecen en el pene y el escroto o alrededor del ano. Es poco común que las verrugas genitales generen dolor o incomodidad, aunque es posible que piquen.

  • Verrugas comunes. Las verrugas comunes aparecen como bultos duros y elevados, y suelen presentarse en las manos, dedos o codos. En la mayoría de los casos, las verrugas comunes son simplemente antiestéticas, pero también pueden ser dolorosas o proclives a generar lesiones o sangrado.
  • Verrugas plantares. Las verrugas plantares son bultos duros y granosos que suelen aparecer en los talones o la parte delantera de los pies. Estas verrugas pueden causar incomodidad.
  • Verrugas planas. Las verrugas planas son lesiones levemente elevadas, de parte superior plana y más oscuras que la piel. Pueden aparecer en cualquier lugar, pero los niños suelen tenerlas en el rostro y los hombres en la zona de la barba. Las mujeres suelen tenerlas en las piernas.

Cáncer cervical

Es importante recordar que vacunarse contra la infección de HPV puede protegerte del cáncer cervical. Para las que no estén vacunadas, la mayoría de los casos de cáncer cervical son ocasionados por cepas de HPV que no suelen causar verrugas, por lo que las mujeres no se dan cuenta de que están infectadas. Por lo general, las fases tempranas del cáncer cervical no desarrollan signos ni síntomas.

Con el tiempo, las infecciones repetidas de ciertas cepas de HPV pueden producir lesiones precancerosas. Si no se las trata, estas lesiones pueden volverse cancerosas. Es por eso que es importante que las mujeres se realicen con regularidad el Papanicolaou, que puede detectar los cambios precancerosos en el cuello del útero que pueden convertirse en cáncer.

Las pautas actuales recomiendan que las mujeres de 21 a 29 años se realicen un Papanicolaou cada tres años. Se aconseja que las mujeres de 30 a 65 años sigan realizándose un Papanicolaou cada tres años, o cada cinco años si se hacen el análisis de ADN de HPV al mismo tiempo.

Las mujeres de más de 65 años pueden dejar de hacerse análisis si han tenido tres Papanicolaou normales seguidos, o dos análisis de ADN de HPV y Papanicolaou sin resultados anormales.

Cuándo consultar con el médico

Si tú o tu hijo tienen verrugas de cualquier tipo que son fuerte de vergüenza, incomodidad o dolor, consulta al médico.

Causas

La infección por el VPH se produce cuando el virus ingresa al cuerpo, habitualmente a través de un corte, una abrasión o un pequeño desgarro en la piel. El virus se transmite principalmente por el contacto piel con piel.

Las infecciones genitales por el VPH se contraen a través de las relaciones sexuales, el sexo anal y otro tipo de contacto piel con piel en la región genital. Algunas infecciones por el VPH que causan lesiones orales o en las vías respiratorias superiores se contraen a través del sexo oral.

Si estás embarazada y tienes una infección por el VPH con verrugas genitales, las verrugas podrían agrandarse y multiplicarse durante el embarazo. Es posible que el tratamiento tenga que esperar hasta después del parto.

Las verrugas genitales grandes pueden obstruir el canal de parto y complicar el parto vaginal. La infección podría vincularse con un crecimiento no canceroso poco frecuente en la laringe del bebé.

Las verrugas son contagiosas. Se transmiten mediante el contacto con una verruga o con algo que haya tocado la verruga.

Factores de riesgo

Las infecciones por VPH son frecuentes. Entre los factores de riesgo para la infección por VPH se incluyen:

  • La cantidad de parejas sexuales. Cuantas más parejas sexuales tengas, más probabilidad de contraer una infección genital por VPH tendrás. Tener relaciones sexuales con una pareja que tuvo muchas parejas sexuales también aumenta el riesgo.
  • La edad. Las verrugas comunes se presentan mayormente en los niños. Las verrugas genitales se presentan mayormente en los adolescentes y adultos jóvenes.
  • Los sistemas inmunitarios debilitados. Las personas con sistemas inmunitarios debilitados tienen mayor riesgo de desarrollar infecciones por VPH. Los sistemas inmunitarios pueden debilitarse por el VIH/SIDA o los inmunodepresores que se utilizan luego de los trasplantes de órganos.
  • Las pieles dañadas. Hay más probabilidades de desarrollar verrugas comunes en las zonas de la piel donde se realizó una punción o incisión.
  • El contacto personal. Tocar las verrugas de otra persona o no utilizar protección antes de entrar en contacto con superficies que se expusieron al VPH (por ejemplo las piscinas y duchas públicas) puede aumentar el riesgo de infección por VPH.

Complicaciones

  • Lesiones bucales y de las vías respiratorias superiores. Algunas infecciones por HPV te causan lesiones en la lengua, las amígdalas, el paladar blando o dentro de la laringe y la nariz.
  • Cáncer. Algunas cepas del VPH pueden causar cáncer de cuello uterino. Estas cepas también podrían causar cáncer en los genitales, el ano, la boca y las vías respiratorias superiores.

Prevención

Verrugas comunes

Es difícil evitar las infecciones por VPH que producen verrugas comunes. Si tienes una verruga común, puedes evitar la propagación de la enfermedad y la formación de verrugas nuevas si evitas tocar la verruga y comerte las uñas.

Verrugas plantares

Para reducir el riesgo de contraer infecciones por VPH que provocan verrugas plantares, usa zapatillas u ojotas en las piscinas y vestidores públicos.

Verrugas genitales

Puedes reducir el riesgo de desarrollar verrugas genitales y otras lesiones genitales relacionadas con el VPH si:

  • Mantienes una relación sexual mutuamente monógama
  • Reduces la cantidad de parejas sexuales
  • Utilizas un preservativo de látex, lo que puede reducir el riesgo de transmisión de VPH

Vacunas contra el VPH

Se han desarrollado tres vacunas, que se diferencian por la cantidad de tipos de VPH que combaten. Se demostró que Gardasil, Gardasil 9 y Cervarix ofrecen protección contra el cáncer de cuello uterino. Asimismo, Gardasil y Gardasil 9 ofrecen protección contra las verrugas genitales.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan administrar de manera rutinaria la vacuna contra el VPH a niñas y niños de 11 o 12 años, aunque algunas organizaciones recomiendan comenzar con la vacuna a los 9 o 10 años. Es ideal que las niñas y los niños reciban la vacuna antes de que tengan contacto sexual y se expongan al VPH porque una vez que una persona se infecta con el virus, la vacuna tal vez no sea tan eficaz o directamente podría no funcionar.

Según las investigaciones, recibir la vacuna a una edad temprana no tiene relación con el inicio de la actividad sexual. Además, la reacción a la vacuna es mejor en edades tempranas.

En octubre de 2016, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades actualizaron el calendario de la vacuna contra el VPH y recomendaron que todos los niños y adolescentes de 9 a 14 años recibieran 2 dosis de la vacuna con una separación de por lo menos 6 meses, en lugar del calendario de 3 dosis anteriormente recomendado.

Los adolescentes y los adultos jóvenes que comienzan con la serie de vacunas más adelante, entre los 15 y los 26 años, deben continuar recibiendo 3 dosis de la vacuna.

Los investigadores están trabajando en vacunas nuevas, algunas de las cuales se diseñaron para tratar las lesiones por VPH, aunque aún no están disponibles.

Aug. 22, 2017
References
  1. Palefsky JM. Epidemiology of human papillomavirus infections (Epidemiología de infecciones por el virus del papiloma humano). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 25 de enero de 2016.
  2. Verrugas American Academy of Dermatology (Academia Estadounidense de Dermatología). https://www.aad.org/public/diseases/contagious-skin-diseases/warts. Último acceso: 25 de enero de 2016.
  3. Genital HPV infection — CDC fact sheet (Infección genital por VPH, hoja informativa de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/std/hpv/stdfact-hpv.htm. Último acceso: 25 de enero de 2016.
  4. Virus del papiloma humano (VPH) y cáncer de cuello uterino. Organización Mundial de la Salud: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs380/en/, último acceso: 25 de enero de 2016.
  5. Castle PE, et al. Recommendations for the use of human papillomavirus vaccines. (Recomendaciones para el uso de las vacunas contra el virus del papiloma humano). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 25 de enero de 2016.
  6. Goldstein BG, et al. Cutaneous warts (Verrugas cutáneas). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 28 de enero de 2016.
  7. AskMayoExpert. Verrugas no genitales: Tratamiento guiado por el paciente (adulto). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2014.
  8. Verrugas ano-genitales. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/std/tg2015/warts.htm. Último acceso: 28 de enero de 2016.
  9. ETS durante el embarazo — hoja informativa del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. http://www.cdc.gov/std/pregnancy/stdfact-pregnancy.htm. Último acceso: 28 de enero de 2016.
  10. Hoja informativa de educación para el paciente: Nuevas  pautas para la detección del cáncer de cuello uterino. American Congress of Obstetricians and Gynecologists (Congreso Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos). http://www.acog.org/Womens-Health/Cervical-Cancer-Screening. Último acceso: 28 de enero de 2016.