El índice de fracturas de cadera incrementa mucho con la edad, debido a lo siguiente:

  • Disminución de la densidad ósea y de la masa muscular
  • Problemas de vista y de equilibrio que pueden provocar caídas

Otros factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir fractura de cadera son los siguientes:

  • Sexo. Aproximadamente, el 70 por ciento de las fracturas de cadera se produce en mujeres. Las mujeres pierden la densidad ósea a un ritmo más veloz que los hombres, en parte, porque la caída de los niveles de estrógeno que se produce con la menopausia acelera la disminución de la masa ósea. Sin embargo, los hombres también pueden tener niveles peligrosamente bajos de densidad ósea.
  • Afecciones crónicas. Los trastornos endocrinos, como tener una tiroides hiperactiva, pueden crear huesos frágiles. Los trastornos intestinales, que pueden reducir la absorción de vitamina D y de calcio, también pueden producir un debilitamiento óseo y una fractura de cadera. El deterioro cognitivo también incrementa el riesgo de caídas.
  • Ciertos medicamentos. Los medicamentos con cortisona, como la prednisona, pueden debilitar los huesos si los tomas de manera prolongada. Determinadas medicinas o ciertas combinaciones de medicamentos pueden provocarte mareos, por lo que tendrás una mayor propensión a las caídas.
  • Problemas de nutrición. La falta de calcio y de vitamina D en tu dieta cuando eres joven disminuye tu pico de masa ósea e incrementa el riesgo de sufrir una fractura en los años venideros. Los trastornos graves de la alimentación, como la anorexia nerviosa y la bulimia, pueden dañar el esqueleto al privar al cuerpo de nutrientes esenciales necesarios para la formación de los huesos.
  • Inactividad física. Los ejercicios para soportar el peso, como las caminatas, ayudan a fortalecer los huesos y los músculos, lo que disminuye la probabilidad de caídas y fracturas. Si no participas regularmente en ejercicios para soportar el peso, puedes tener menor densidad ósea y huesos más débiles.
  • Consumo de tabaco y de alcohol. Ambos pueden afectar los procesos normales de construcción y de mantenimiento de los huesos, lo que provoca la disminución de la masa ósea.
March 11, 2015