La disartria es una enfermedad en la que los músculos que usas para hablar son débiles o tienes dificultad para controlarlos. La disartria se caracteriza generalmente por el balbuceo o el ritmo lento al hablar, que puede ser difícil de entender.

Las causas frecuentes de la disartria comprenden trastornos del sistema nervioso (neurológicos), como accidentes cerebrovasculares, lesiones cerebrales, tumores cerebrales y enfermedades que pueden provocar parálisis facial o debilidad de la lengua o de los músculos de la garganta. Ciertos medicamentos también pueden provocar disartria.

El objetivo del tratamiento de la disartria es tratar la causa oculta de la enfermedad cuando sea posible, lo que puede mejorar el habla. Puedes optar por la terapia de conversación para ayudar a mejorar el habla. Para la disartria provocada por medicamentos de venta bajo receta, puede ser útil cambiar o suspender los medicamentos.

April 24, 2015