Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Escrito por personal de Mayo Clinic

Vivir con un trastorno crónico y doloroso puede ser un desafío, especialmente cuando tus amigos y familiares no te creen que estás sintiendo tanto dolor como el que describes —como suele ser el caso del síndrome de dolor regional complejo—. Comparte la información de fuentes confiables acerca del síndrome de dolor regional complejo con otras personas cercanas a ti para ayudarlas a entender lo que te está pasando.

Cuida de tu salud física y mental siguiendo estos consejos:

  • Mantén las actividades diarias normales lo mejor que puedas.
  • Lleva tu propio ritmo y asegúrate de conseguir el resto de lo que necesites.
  • Mantente en contacto con tus amigos y familiares.
  • Continúa haciendo los pasatiempos que disfrutas y que puedes hacer.

Si el síndrome de dolor regional complejo te impide hacer las cosas que disfrutas, consulta con el médico cómo sortear los obstáculos.

Ten presente que tu salud física puede afectar directamente tu salud mental. La negación, la ira y la frustración son muy frecuentes en las enfermedades crónicas.

Habrá momentos en los que necesitarás más herramientas para hacerle frente a tus emociones. Un terapeuta, un psicólogo de la conducta u otro profesional puede ayudarte a poner las cosas en perspectiva. También pueden enseñarte estrategias para hacer frente a desafíos o situaciones, tales como técnicas de relajación o de meditación.

A veces, unirse a un grupo de apoyo donde puedas compartir experiencias y sentimientos con otras personas es una buena opción. Consulta con el médico qué grupos de apoyo hay en tu comunidad.

April 12, 2014