Un pólipo en el colon es una pequeña acumulación de células que se forma en el revestimiento del colon. La mayoría de los pólipos en el colon son inofensivos. Sin embargo, con el paso del tiempo algunos pólipos en el colon se pueden transformar en cáncer de colon, que suele ser mortal si se encuentra en sus últimos estadios.

Todos pueden padecer pólipos en el colon. Tienes un riesgo mayor si eres mayor de 50 años o tienes sobrepeso, si fumas, si tienes antecedentes familiares de pólipos en el colon o cáncer de colon.

Los pólipos en el colon no suelen causar síntomas. Es importante realizarte exámenes de detección regulares, como la colonoscopía, porque los pólipos en el colon que se encuentran en los primeros estadios por lo general pueden extirparse de manera segura y completa. La mejor prevención para el cáncer de colon es la realización regular de exámenes para detección de pólipos.

Tipos

Existen distintos tipos de pólipos en el colon, entre los que se incluyen los siguientes:

  • Adenomatosos. Alrededor de dos tercios de todos los pólipos son adenomatosos. Solo un pequeño porcentaje de ellos se transforma en canceroso. Sin embargo, casi todos los pólipos malignos son adenomatosos.
  • Serrados. Según su tamaño y ubicación en el colon, lo pólipos serrados pueden volverse cancerosos. Los pólipos serrados pequeños en la parte inferior del colon, también conocidos como pólipos hiperplásticos, rara vez son malignos. Los pólipos serrados grandes, que suelen ser planos (sésiles) y difíciles de detectar y ubicar en la parte superior del colon, son precancerosos.
  • Inflamatorios. Estos pólipos pueden generarse luego de un episodio de colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn en el colon. Aunque los pólipos en sí mismos no son una amenaza importante, padecer colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn de colon aumenta tu riesgo general de cáncer de colon.
Aug. 12, 2014