Los trastornos del espectro autista son un trastorno grave del desarrollo neurológico que afecta la capacidad del niño de comunicarse e interactuar con los demás. También comprende comportamientos, intereses y actividades repetitivas y restringidas. Estos problemas provocan un importante deterioro de las áreas sociales, ocupacionales y otras áreas de funcionamiento.

Los trastornos del espectro autista ahora se definen en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) de la American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría) como un trastorno único que comprende trastornos que anteriormente se consideraban independientes, como el autismo, el síndrome de Asperger, el trastorno desintegrativo infantil y el trastorno generalizado del desarrollo, no especificado de otra manera.

El término «espectro» en el trastorno del espectro autista se refiere a un amplio abanico de síntomas y gravedad. Aunque el término «síndrome de Asperger» ya no se encuentra en el DSM, algunas personas todavía lo utilizan, y generalmente se considera que está en el período final tranquilo de los trastornos del espectro autista.

La cantidad de niños diagnosticados con trastornos del espectro autista está aumentando. No está claro si esto se debe a una mejor detección e informe, a un aumento real de la cantidad de casos o a ambos.

Si bien no existe una cura para los trastornos del espectro autista, un tratamiento intensivo y temprano puede hacer una gran diferencia en la vida de muchos niños.

June 03, 2014