Análisis y diagnósticos

Escrito por personal de Mayo Clinic

En infestaciones importantes, es posible encontrar gusanos al toser o vomitar, y los gusanos pueden salir por otras aberturas del cuerpo, como la boca o las fosas nasales. Si esto sucede, llévale el gusano a tu médico para que lo identifique y te recete el tratamiento apropiado.

Análisis de heces

Los gusanos hembra adultos que causan la ascariosis y que están en el intestino comienzan a poner huevos. Estos huevos viajan a través del aparato digestivo y finalmente pueden encontrarse en las heces.

Para diagnosticar la ascariosis, el médico examinará las heces en busca de huevos y larvas microscópicos. Pero los huevos no aparecen en las heces hasta 40 días después de que te infectas. Y si te infectaste solo con gusanos macho, no se encontrarán huevos.

Análisis de sangre

Es posible realizar un análisis de sangre para determinar un incremento de un tipo específico de glóbulos blancos, llamados «eosinófilos». La ascariosis puede elevar el número de eosinófilos, pero otros problemas de salud también pueden hacerlo.

Pruebas de diagnóstico por imágenes

  • Radiografías. Si estás infestado con gusanos, es posible que la masa de gusanos sea visible en una radiografía del abdomen. En algunos casos, una radiografía de tórax puede revelar las larvas en los pulmones.
  • Ecografía. Una ecografía puede mostrar gusanos en el páncreas o el hígado. Esta tecnología utiliza ondas sonoras para generar imágenes de los órganos internos.
  • Exploraciones por tomografía computarizada o resonancia magnética. Ambos tipos de pruebas crean imágenes detalladas de las estructuras internas, lo cual puede ayudar al médico a detectar gusanos que están bloqueando los conductos en el hígado o el páncreas. La tomografía computada combina imágenes de rayos X tomadas desde distintos ángulos; la resonancia magnética usa ondas de radio y un potente campo magnético.
April 23, 2015