Descripción general

¿Qué es el cáncer de vejiga? Explicación de un experto de Mayo Clinic

Mira el video del Dr. Mark Tyson para informarte más sobre el cáncer de vejiga.

Hola, soy el Dr. Mark Tyson, urólogo en Mayo Clinic. En este video, hablaremos sobre los conceptos básicos del cáncer de vejiga: ¿qué es? ¿Quién puede tener esta afección? Hablaremos de los síntomas. Asimismo, hablaremos del diagnóstico y del tratamiento. Tanto si buscas respuestas para ti como para un ser querido, estamos aquí para darte la mejor información disponible. En general, el cáncer de vejiga se debe a un tipo de tumor llamado carcinoma urotelial, ya que aparece cuando las células uroteliales que recubren el interior de la vejiga se multiplican en exceso y se vuelven anormales. La mayoría de los casos de cáncer de vejiga se detectan en una etapa temprana y, por tanto, se pueden tratar.

¿Quién puede tener esta afección?

Si bien cualquier persona puede desarrollar cáncer de vejiga, ciertos grupos corren un riesgo más alto que otros, como las personas que fuman. La vejiga sufre daños cuando intenta filtrar las sustancias químicas dañinas que se inhalan a través del humo del cigarrillo. De hecho, los fumadores tienen una probabilidad tres veces mayor de desarrollar cáncer de vejiga. Además, las personas mayores de 55 años son más propensas, así como también los hombres en comparación con las mujeres. La exposición a sustancias químicas dañinas, ya sea en casa o en el trabajo, los tratamientos previos contra el cáncer, la inflamación crónica de la vejiga o los antecedentes familiares de cáncer de vejiga también pueden ser factores de riesgo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del cáncer de vejiga suelen ser claros y fáciles de notar. Si tienes alguno de estos síntomas, te recomendamos que programes una cita con el médico: sangre en la orina, micción frecuente, micción dolorosa o dolor de espalda. El médico investigará primero las causas más frecuentes de los síntomas, o bien es posible que te remita a un especialista, como un urólogo o un oncólogo.

¿Cómo se diagnostica?

Para determinar si tienes cáncer de vejiga, es posible que el médico comience con una cistoscopia, un procedimiento donde se pasa una pequeña cámara por la uretra para ver el interior de la vejiga. Si el médico nota algo sospechoso, puede hacerte una biopsia o tomar una muestra de células que se enviará al laboratorio para su análisis. En algunos casos, es posible que te indique una prueba de citología urinaria, que implica analizar una muestra de orina con el microscopio para comprobar la presencia de células cancerosas; o bien, pruebas de diagnóstico por imágenes de las vías urinarias, como un urograma por tomografía computarizada o una pielografía retrógrada. En ambos procedimientos, se inyecta una sustancia inofensiva de contraste que se traslada hasta la vejiga e ilumina las células cancerosas para que se puedan ver en las imágenes por radiografía.

¿Cómo se trata?

Al elaborar un plan para tratar el cáncer de vejiga, el médico considerará varios factores, incluidos el tipo y la etapa del cáncer y tus preferencias de tratamiento. Hay cinco tipos de opciones de tratamiento para el cáncer de vejiga: cirugía, que se usa para extraer el tejido canceroso; quimioterapia, que implica usar sustancias químicas que llegan hasta la vejiga o se desplazan por todo el cuerpo, si es necesario, y matan las células cancerosas; radioterapia, que consiste en usar haces de energía de alta potencia para atacar las células cancerosas; tratamientos con medicamentos selectivos, que se enfocan en el bloqueo de las debilidades específicas presentes en las células cancerosas; e inmunoterapia, que es un tratamiento con medicamentos que ayuda al sistema inmunitario a reconocer y atacar las células cancerosas.

¿Qué sigue?

Recibir un diagnóstico de cáncer o preocuparse por la reaparición de esta afección puede ser muy estresante. Sin embargo, hay maneras que pueden ayudarte a reducir el estrés y sentir que tienes el control. Mantente al día con las pruebas y citas de seguimiento. Aunque se sientan incómodas o desagradables, en última instancia, te empoderarán y mejorarán tu salud. Cuídate cuando no estés en las citas médicas. Para cuidar tu cuerpo, come muchas frutas y verduras y granos integrales, haz ejercicio de forma regular y duerme bien. Cuida tu mente. Prueba diferentes métodos para lidiar con el estrés, como escribir en un diario o meditar. Considera unirte a un grupo de apoyo para sobrevivientes del cáncer que entiendan cómo te sientes. Si quieres informarte más sobre el cáncer de vejiga, mira nuestros otros videos relacionados o visita mayoclinic.org. Te deseamos lo mejor.

El cáncer de vejiga es un tipo frecuente de cáncer que comienza en las células de la vejiga. La vejiga es un órgano muscular hueco en la parte inferior del abdomen que almacena la orina.

El cáncer de vejiga comienza con más frecuencia en las células (células uroteliales) que recubren el interior de la vejiga. Las células uroteliales también se encuentran en los riñones y en los tubos (uréteres) que conectan los riñones con la vejiga. El cáncer urotelial puede ocurrir en los riñones y los uréteres también, pero es mucho más común en la vejiga.

La mayoría de los cánceres de vejiga se diagnostican en etapa inicial, cuando el cáncer es altamente tratable. Pero incluso los cánceres de vejiga de etapa inicial pueden volver después de un tratamiento exitoso. Por esta razón, las personas con cáncer de vejiga suelen necesitar pruebas de seguimiento durante años después del tratamiento para detectar la reaparición de un cáncer de vejiga.

Síntomas

Algunos signos y síntomas del cáncer de vejiga pueden ser los siguientes:

  • Sangre en la orina (hematuria), que puede hacer que la orina parezca de color rojo brillante o marrón, aunque a veces se ve normal y se detecta sangre en un análisis de laboratorio
  • Micción frecuente
  • Micción dolorosa
  • Dolor de espalda

Cuándo debes consultar a un médico

Si notas que tu orina cambia de color y te preocupa que pueda contener sangre, pide una cita con el médico para que te haga análisis. También programa una cita con el médico si tienes otros signos o síntomas que te estén preocupando.

Causas

El cáncer de vejiga comienza cuando las células de la vejiga desarrollan cambios (mutaciones) en su ADN. El ADN de una célula contiene instrucciones que le dicen a la célula qué hacer. Los cambios le dicen a la célula que se multiplique rápidamente y que siga viviendo cuando las células sanas morirían. Las células anormales forman un tumor que puede invadir y destruir el tejido corporal normal. Con el tiempo, las células anormales pueden desprenderse y propagarse (metástasis) por el cuerpo.

Tipos de cáncer de vejiga

Hay diferentes tipos de células en la vejiga que pueden volverse cancerosas. El tipo de célula de la vejiga en la que comienza el cáncer determina el tipo de cáncer de vejiga. Los médicos utilizan esta información para determinar qué tratamientos pueden funcionar mejor para ti.

Los tipos de cáncer de vejiga comprenden:

  • Carcinoma urotelial. El carcinoma urotelial, antes llamado carcinoma de células de transición, se produce en las células que recubren el interior de la vejiga. Las células uroteliales se expanden cuando la vejiga está llena y se contraen cuando la vejiga está vacía. Estas mismas células recubren el interior de los uréteres y la uretra, y en esos lugares también se pueden formar cánceres. El carcinoma urotelial es el tipo de cáncer de vejiga más común en los Estados Unidos.
  • Carcinoma de células escamosas. El carcinoma de células escamosas se asocia con la irritación crónica de la vejiga, por ejemplo, por una infección o por el uso prolongado de un catéter urinario. El cáncer de vejiga de células de células escamosas es poco frecuente en Estados Unidos. Es más común en partes del mundo donde una cierta infección parasitaria (esquistosomiasis) es una causa común de infecciones de la vejiga.
  • Adenocarcinoma. El adenocarcinoma comienza en las células que componen las glándulas secretoras de mucosidad en la vejiga. El adenocarcinoma de vejiga es muy raro.

Algunos tipos de cáncer de vejiga implican más de un tipo de célula.

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de cáncer de vejiga incluyen:

  • Tabaquismo Fumar cigarrillos, cigarros o pipas puede aumentar el riesgo de cáncer de vejiga al hacer que se acumulen sustancias químicas nocivas en la orina. Cuando fumas, tu cuerpo procesa las sustancias químicas presentes en el humo y excreta algunas de ellas en tu orina. Estas sustancias químicas nocivas pueden dañar el revestimiento de tu vejiga, lo que puede aumentar el riesgo de cáncer.
  • Edad avanzada. El riesgo de cáncer de vejiga aumenta con la edad. Aunque puede ocurrir a cualquier edad, la mayoría de las personas diagnosticadas con cáncer de vejiga son mayores de 55 años.
  • Ser hombre. Los hombres son más propensos a tener cáncer de vejiga que las mujeres.
  • Exposición a ciertas sustancias químicas. Los riñones tienen un papel fundamental en filtrar sustancias químicas nocivas del torrente sanguíneo y trasladarlas a la vejiga. Debido a esto, se piensa que estar cerca de ciertos químicos puede aumentar el riesgo de cáncer de vejiga. El arsénico y las sustancias químicas utilizadas en la fabricación de tintes, cauchos, cueros, productos textiles y pinturas son algunos de los químicos relacionados con el riesgo de cáncer de vejiga.
  • Tratamientos oncológicos previos. El tratamiento con el fármaco anticanceroso ciclofosfamida aumenta el riesgo de cáncer de vejiga. Las personas que recibieron tratamientos de radiación dirigidos a la pelvis por un cáncer previo tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer de vejiga.
  • Inflamación crónica de la vejiga. Las infecciones o inflamaciones de las vías urinarias crónicas o repetidas (cistitis), como las que pueden ocurrir con el uso a largo plazo de un catéter urinario, pueden aumentar el riesgo de un cáncer de vejiga de células escamosas. En algunas regiones del mundo, el carcinoma espinocelular se relaciona con una inflamación crónica de la vejiga ocasionada por una infección parasitaria conocida como esquistosomiasis.
  • Antecedentes personales o familiares de cáncer. Si has tenido cáncer de vejiga, eres más propenso a volver a tenerlo. Si uno de tus parientes consanguíneos (un padre, un hermano o un hijo) tiene antecedentes de cáncer de vejiga, es posible que tengas un mayor riesgo de presentar la enfermedad, aunque es poco frecuente que el cáncer de vejiga se dé en familias. Los antecedentes familiares de síndrome de Lynch, también conocido como cáncer colorrectal hereditario sin poliposis, pueden aumentar el riesgo de desarrollar cáncer en el sistema urinario, así como en el colon, el útero, los ovarios y otros órganos.

Prevención

Aunque no hay una forma garantizada de prevenir el cáncer de vejiga, puedes tomar medidas para ayudar a reducir el riesgo. Por ejemplo:

  • No fumar. Si no fumas, no empieces a hacerlo ahora. Si fumas, habla con tu médico acerca de un plan que te ayude a dejar de fumar. Los grupos de apoyo, los medicamentos y otros métodos pueden ayudarte a dejar de fumar.
  • Ten cuidado con las sustancias químicas. Si trabajas con sustancias químicas, sigue todas las instrucciones de seguridad para evitar la exposición.
  • Elige una variedad de frutas y de verduras. Elige una dieta rica en una variedad de frutas y verduras coloridas. Los antioxidantes presentes en las frutas y en las verduras pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer.

Reciba nuestro boletín informativo gratuito en español

El boletín informativo de Mayo Clinic en español es gratuito y se envía semanalmente por correo electrónico con consejos de salud, recetas deliciosas, descubrimientos médicos y más. Vea un ejemplo del correo electrónico e inscríbase a continuación.

Con el fin de proporcionarle la información más relevante y útil, y de entender qué información es beneficiosa, posiblemente combinemos tanto su correo electrónico como la información sobre el uso del sitio web con otro tipo de datos que tenemos acerca de usted. Si usted es un paciente de Mayo Clinic, esto puede incluir información confidencial de salud. Si se combinan esos datos con su información médica confidencial, toda esta información se tratará como información médica confidencial y solo se usará o revelará según lo descrito en nuestro aviso sobre políticas de privacidad. En cualquier momento, puede optar por no recibir las comunicaciones de correo electrónico si presiona en el mensaje el enlace para anular la suscripción.

Cáncer de vejiga - atención en Mayo Clinic

March 29, 2024

Living with cáncer de vejiga?

Connect with others like you for support and answers to your questions in the Cancer support group on Mayo Clinic Connect, a patient community.

Cancer Discussions

Colleen Young, Connect Director
Diagnosed with sarcoma? Let's share

774 Replies Sat, Apr 13, 2024

Colleen Young, Connect Director
Have you ever had hiccups with or after chemotherapy?

107 Replies Mon, Apr 01, 2024

See more discussions
  1. AskMayoExpert. Bladder cancer (adult). Mayo Clinic; 2018.
  2. Bladder cancer. National Comprehensive Cancer Network. https://www.nccn.org/professionals/physician_gls/default.aspx. Accessed April 1, 2020.
  3. Partin AW, et al., eds. Campbell-Walsh-Wein Urology. 12th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 1, 2020.
  4. Bladder cancer treatment (PDQ). National Cancer Institute. https://www.cancer.gov/types/bladder/patient/bladder-treatment-pdq. Accessed April 8, 2020.
  5. What is retrograde pyelography? Urology Care Foundation. https://www.urologyhealth.org/urologic-conditions/retrograde-pyelography. Accessed April 15, 2020.
  6. AskMayoExpert. Urinary diversion. Mayo Clinic; 2019.
  7. Warner KJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Jan. 22, 2020.