Descripción general

La cirugía videotoracoscópica es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que se utiliza para diagnosticar y tratar problemas en el pecho.

En la cirugía videotoracoscópica, se introducen una cámara diminuta (toracoscopio) e instrumentos quirúrgicos en el pecho a través de incisiones pequeñas en la pared torácica. El toracoscopio transmite imágenes del interior del pecho en un monitor de video, lo cual guía al cirujano mientras realiza el procedimiento.

Enfoque de Mayo Clinic

Por qué se realiza

Los cirujanos usan la técnica de cirugía videotoracoscópica para realizar una variedad de operaciones, como:

  • Biopsia para diagnosticar cáncer de pulmón, mesotelioma y otros tipos de cáncer de pecho
  • Cirugía de esófago (esofagectomía)
  • Reparación de hernia de hiato
  • Cirugía de pulmón, como cirugía para tratar el cáncer de pulmón y cirugía de reducción del volumen pulmonar
  • Procedimientos para extraer el exceso de líquido o aire del área que rodea los pulmones
  • Cirugía para aliviar la transpiración excesiva (hiperhidrosis)
  • Cirugía para aliviar la enfermedad por reflujo gastroesofágico
  • Cirugía de extracción del timo (timectomía)

Cuando se compara con una operación abierta tradicional (toracotomía), la cirugía videotoracoscópica puede ser menos dolorosa y tener menos tiempo de recuperación.

Riesgos

Las posibles complicaciones de la cirugía videotoracoscópica comprenden las siguientes:

  • Neumonía
  • Sangrado
  • Lesión temporal o permanente a los nervios
  • Efectos relacionados con la anestesia

Habla con tu médico sobre estos y otros riesgos de la cirugía videotoracoscópica.

Cómo prepararse

Es posible que necesites someterte a algunas pruebas para determinar si la cirugía videotoracoscópica es una buena opción para ti. Estas pueden comprender pruebas de diagnóstico por imágenes, análisis de laboratorio, análisis de la función pulmonar y evaluaciones cardíacas.

Si tienes programada una cirugía, el médico te dará instrucciones específicas para ayudar a prepararte.

Lo que puedes esperar

Las personas que se someten a una cirugía videotoracoscópica suelen recibir anestesia general, lo cual significa que están dormidas durante la cirugía. Durante la cirugía videotoracoscópica, el médico coloca un tubo de respiración por la garganta hacia la tráquea para proveer oxígeno a los pulmones. Luego, el cirujano realiza incisiones pequeñas en el pecho e introduce instrumentos quirúrgicos diseñados especialmente para el procedimiento.

Es posible que la cirugía dure entre una y dos horas, aunque puede variar según la situación.

Resultados

Si vas a realizarte una cirugía videotoracoscópica para que se lleve a cabo una biopsia de tejido, es posible que debas someterte a más cirugías, según los resultados de la biopsia.

Feb. 24, 2018
References
  1. Demmy T, et al. Overview of video assisted thoracoscopic surgery (VATS). http://www.uptodate.com. Accessed Aug. 2, 2016.
  2. Lewis MI, et al. Video-assisted thoracoscopic surgery. In: Medical Management of the Thoracic Surgery Patient. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2010. http://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 2, 2016.
  3. Miller DL, et al. Videothoracoscopic wedge excision of the lung. Annals of Thoracic Surgery. 1992;54:410.
  4. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. July 26, 2016.
  5. Cameron JL, et al. Video-assisted thoracic surgery. In: Current Surgical Therapy. 11th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier Saunders; 2014.
  6. Linx Reflux Management System – P100049. U.S. Food and Drug Administration. http://www.fda.gov/MedicalDevices/ProductsandMedicalProcedures/DeviceApprovalsandClearances/Recently-ApprovedDevices/ucm300790.htm. Accessed Aug. 3, 2016.
  7. Sheu EG, et al. Evaluation of the LINX antireflux procedure. Current Opinion in Gastroenterology. 2015;31:334.
  8. Makdisi G, et al. Successful resection of giant mediastinal lipofibroadenoma of the thymus by video-assisted thoracoscopic surgery. Annals of Thoracic Surgery. 2015;100:698.