Descripción general

La estimulación magnética transcraneal es un procedimiento no invasivo que utiliza campos magnéticos para estimular las células nerviosas en el cerebro con el fin de mejorar los síntomas de la depresión. La estimulación magnética transcraneal se usa comúnmente cuando no funcionaron otros tratamientos para la depresión.

Cómo funciona

Durante una sesión de estimulación magnética transcraneal, se coloca una bobina electromagnética sobre el cuero cabelludo, cerca de la frente. El electroimán emite un pulso magnético sin causar dolor que estimula las células nerviosas en la región del cerebro que controla el estado de ánimo y la depresión. Es posible que active regiones del cerebro con actividad disminuida en personas con depresión.

Si bien aún no se entiende totalmente la biología del funcionamiento de la estimulación magnética transcraneal repetitiva, aparentemente esta estimulación afecta la forma en que funciona esta parte del cerebro, lo que a su vez parece aliviar los síntomas de la depresión y mejorar el estado de ánimo.

El tratamiento para la depresión implica enviar pulsos magnéticos repetitivos; es por eso que se lo conoce como estimulación magnética transcraneal repetitiva.

Enfoque de Mayo Clinic

Por qué se realiza

La depresión es una enfermedad tratable, pero para algunas personas, los tratamientos estándar no son eficaces. La estimulación magnética transcraneal repetitiva se usa generalmente cuando los tratamientos estándar, como los medicamentos y la terapia del habla (psicoterapia), no funcionan.

Riesgos

La estimulación magnética transcraneal repetitiva es una modalidad no invasiva de estimulación cerebral que se utiliza para la depresión. A diferencia de la estimulación del nervio vago o de la estimulación cerebral profunda, la estimulación magnética transcraneal repetitiva no requiere cirugía ni implante de electrodos. Y, a diferencia de la terapia electroconvulsiva (ECT), la estimulación magnética transcraneal repetitiva no provoca convulsiones, ni requiere sedación con anestesia.

En general, la estimulación magnética transcraneal repetitiva se considera segura y bien tolerada. Sin embargo, puede provocar efectos secundarios.

Efectos secundarios frecuentes

Los efectos secundarios suelen ser entre leves y moderados, mejoran poco después de una sesión individual y disminuyen con el tiempo con sesiones adicionales. Estas pueden incluir:

  • Dolor de cabeza
  • Molestia en el cuero cabelludo en el lugar de la estimulación
  • Hormigueo, espasmos o fasciculaciones de los músculos faciales
  • Sensación de vértigo

Efectos secundarios poco frecuentes

Los efectos secundarios graves son poco frecuentes. Estas pueden incluir:

  • Convulsiones
  • Manía, especialmente en personas con trastorno bipolar
  • Pérdida de la audición si la protección para los oídos usada durante el tratamiento es inadecuada

Se necesitan más estudios para determinar si la estimulación magnética transcraneal repetitiva puede tener efectos secundarios a largo plazo.

Cómo te preparas

Antes de someterse a una estimulación magnética transcraneal repetitiva, es necesario lo siguiente:

  • Examen físico y posiblemente análisis de laboratorio u otros análisis para tener la seguridad de que la estimulación magnética transcraneal repetitiva es una opción segura y adecuada para ti
  • Evaluación psiquiátrica para hablar acerca de la depresión

Informa al médico o al profesional de salud mental si:

  • Estas embarazada o estás pensando en quedar embarazada.
  • Si llevas algo de metal o cualquier dispositivo médico implantado en el cuerpo. En algunos casos, los pacientes con dispositivos o implantes de metal pueden someterse a una estimulación magnética transcraneal repetitiva. Sin embargo, debido al potente campo magnético que se genera durante este estudio, no se recomienda este procedimiento para personas que tienen los siguientes dispositivos:
    • Espirales y clips de aneurisma
    • Stents
    • Estimuladores implantados
    • Estimuladores cerebrales profundos o del nervio vago implantados
    • Dispositivos eléctricos implantados, como marcapasos o bombas de infusión de medicamentos
    • Electrodos para supervisar la actividad cerebral
    • Implantes cocleares para la audición
    • Cualquier tipo de implante magnético
    • Fragmentos de balas
    • Cualquier otro tipo de dispositivo metálico u objeto implantado en el cuerpo
  • Si tomas medicamentos, incluidos los medicamentos de venta libre o con receta, los suplementos de hierbas, las vitaminas u otros suplementos, y las dosis correspondientes.
  • Si tienes antecedentes de convulsiones o antecedentes familiares de epilepsia.
  • Si tienes otros trastornos mentales, como uso inapropiado de sustancias, trastorno bipolar o psicosis.
  • Si tienes una lesión cerebral debido a una enfermedad o a un traumatismo, como un tumor cerebral, un accidente cerebrovascular o una lesión cerebral traumática.
  • Si tienes dolores de cabeza frecuentes o intensos.
  • Si tienes cualquier otro trastorno médico.

Antes de la primera consulta

La estimulación magnética transcraneal repetitiva no es invasiva, no requiere anestesia y puede realizarse en el consultorio del médico. No es necesario que alguien te lleve a tu casa después del tratamiento, a menos que, para el primer tratamiento, prefieras que alguien más conduzca hasta que te hagas una idea de cómo te sentirás después.

Antes de considerar el tratamiento, verifica con tu compañía de seguro médico para saber si cubre la estimulación magnética transcraneal repetitiva. Es posible que tu póliza no la cubra.

Lo que puedes esperar

La estimulación magnética transcraneal repetitiva suele realizarse como un tratamiento ambulatorio, en una clínica o en el consultorio del médico. Requiere una serie de sesiones de tratamiento para que sea efectiva. Por lo general, las sesiones se realizan en forma diaria. Cinco veces a la semana durante cuatro a seis semanas.

Tu primer tratamiento

Antes de que comience el tratamiento, tu médico deberá identificar el mejor lugar para colocar los imanes en la cabeza y la dosis óptima de energía magnética para ti. La primera consulta generalmente dura unos 60 minutos.

Durante la primera consulta, probablemente sucederá lo siguiente:

  • Te llevarán a una sala de tratamiento, te pedirán que te sientes en un sillón reclinable y te entregarán tapones para los oídos para que uses durante el procedimiento.
  • Te colocarán una bobina electromagnética en la cabeza y la apagarán y encenderán reiteradas veces para producir pulsos de estimulación. Esto genera un sonido de golpeteo o chasquido que generalmente dura algunos segundos, seguido de una pausa. También sentirás una sensación de golpeteo en la frente. Esta parte del proceso se conoce como mapeo o cartografía.
  • Tu médico determinará la cantidad de energía magnética necesaria aumentando la dosis magnética hasta que se te contraigan los dedos o las manos. Conocido como «umbral motor», esto se usa como punto de referencia para determinar la dosis adecuada para ti. Durante el curso del tratamiento, se puede modificar la cantidad de estímulo, dependiendo de tus síntomas y de los efectos secundarios.

Durante cada tratamiento

Una vez que se identifiquen la ubicación de la bobina y la dosis, estarás listo para comenzar. Esto es lo que debes esperar durante cada tratamiento:

  • Te sentarás en un cómodo sillón, con tapones en los oídos, y se te colocará la bobina magnética sobre la cabeza.
  • Cuando se encienda la máquina, escucharás chasquidos y sentirás un golpeteo en la frente.
  • El procedimiento suele durar unos 40 minutos y, durante ese tiempo, permanecerás despierto y alerta. Es posible que sientas cierta incomodidad en el cuero cabelludo durante el tratamiento y luego durante un tiempo breve.

Después de cada tratamiento

Puedes retomar tus actividades diarias habituales después del tratamiento. Por lo general, entre los tratamientos, podrás trabajar y conducir.

Existen diferentes modos de realizar el procedimiento. Las técnicas pueden variar a medida que los expertos obtengan más información sobre los modos más eficaces para llevar a cabo los tratamientos.

Resultados

Si la estimulación magnética transcraneal repetitiva resulta adecuada para ti, es posible que tus síntomas de depresión mejoren o desaparezcan completamente. Quizás sean necesarias algunas semanas de tratamiento para aliviar los síntomas.

Hay menos probabilidades de que la estimulación magnética transcraneal repetitiva funcione en los siguientes casos:

  • Tu enfermedad mental incluye desconexión con la realidad (síntomas psicóticos)
  • Tu depresión ha durado varios años
  • La terapia electroconvulsiva no ha logrado mejorar los síntomas de depresión

La efectividad de la estimulación magnética transcraneal repetitiva puede mejorar a medida que los investigadores conozcan más acerca de las técnicas, la cantidad de estimulaciones necesarias y las mejores zonas del cerebro para estimular.

Tratamiento continuo

Aún se desconoce si las sesiones de estimulación magnética transcraneal repetitiva de mantenimiento benefician la depresión. Esto implica continuar el tratamiento cuando no tengas más síntomas con la esperanza de que este evitará que los síntomas regresen. La mayoría de las compañías de seguro no cubre la estimulación magnética transcraneal repetitiva de mantenimiento.

Sin embargo, si la depresión mejora con estimulación magnética transcraneal repetitiva, y luego tienes otro episodio de síntomas, se puede repetir el tratamiento de estimulación magnética transcraneal repetitiva. Esto se denomina reinducción. Algunas compañías de seguro cubrirán la reinducción.

Si tus síntomas mejoran con la estimulación magnética transcraneal repetitiva, conversa con tu médico sobre las opciones de tratamiento continuo o de mantenimiento para la depresión.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Aug. 10, 2017
References
  1. Brain stimulation therapies. National Institute of Mental Health. http://www.nimh.nih.gov/health/topics/brain-stimulation-therapies/brain-stimulation-therapies.shtml. Accessed Sept. 21, 2015.
  2. Repetitive transcranial magnetic stimulation (rTMS). National Alliance on Mental Illness. https://www2.nami.org/Template.cfm?Section=About_Treatments_and_Supports&Template=/ContentManagement/ContentDisplay.cfm&ContentID=164338. Accessed Sept. 21, 2015.
  3. Holtzheimer PE. Unipolar depression in adults: Treatment with transcranial magnetic stimulation (TMS). http://www.uptodate.com/home. Accessed Sept. 21, 2015.
  4. Janicak PG, et al. Transcranial magnetic stimulation for the treatment of major depression. Neuropsychiatric Disease and Treatment. 2015;11:1549.
  5. Research report: Psychiatry and psychology, 2014-2015. Mayo Clinic. http://www.mayo.edu/pmts/mc0700-mc0799/mc0710-11.pdf. Accessed Sept. 22, 2015.
  6. AskMayoExpert. Transcranial magnetic stimulation. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2014.
  7. Wall C, et al. Neurocognitive effects of repetitive transcranial magnetic stimulation in adolescents with major depressive disorder. Frontiers in Psychiatry. 2013;4:165.
  8. Kung S (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Sept. 29, 2015.
  9. Croarkin PE (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Sept. 26, 2015.