Descripción general

La polisomnografía, también llamada estudio del sueño, es una prueba utilizada para diagnosticar los trastornos del sueño. La polisomnografía registra las ondas cerebrales, los niveles de oxígeno en la sangre, la frecuencia cardíaca y la respiración, así como los movimientos de los ojos y las piernas durante el estudio.

La polisomnografía se suele llevar a cabo en una unidad de trastornos del sueño, dentro de un hospital o en un centro del sueño. La prueba registra los patrones de sueño que tienes durante la noche. En algunas ocasiones, la polisomnografía se hace durante el día para adaptarse a los trabajadores por turnos que habitualmente duermen durante el día.

Además de ayudar a diagnosticar los trastornos del sueño, la polisomnografía se puede usar para ajustar tu plan de tratamiento si ya te han diagnosticado un trastorno del sueño.

Por qué se realiza

En la polisomnografía se controlan las fases y los ciclos del sueño para determinar si se interrumpen los patrones del sueño y cuándo y por qué lo hacen.

El proceso normal para quedarse dormido comienza con una fase del sueño llamada sueño sin movimientos oculares rápidos (NMOR). Durante esta fase, las ondas cerebrales, como se registran en un electroencefalograma (EEG), disminuyen de manera considerable.

Los ojos no se mueven de un lado al otro rápidamente durante el sueño NMOR, a diferencia de lo que sucede en las fases del sueño posteriores. Después de una o dos horas de sueño NMOR, la actividad cerebral se recupera nuevamente, y comienza el sueño con movimientos oculares rápidos (MOR). La mayoría de los sueños se producen durante el sueño MOR.

Normalmente atraviesas varios ciclos de sueño en una noche, con ciclos de sueño NMOR y sueño MOR de aproximadamente 90 minutos. Los trastornos del sueño pueden alterar este proceso del sueño.

El médico puede recomendarte una polisomnografía si sospecha que tienes lo siguiente:

  • Apnea del sueño u otro trastorno respiratorio relacionado con el sueño. En este trastorno, la respiración se detiene y se inicia repetidamente durante el sueño.
  • Trastorno de movimientos periódicos de las piernas. En este trastorno del sueño, las piernas se flexionan y extienden involuntariamente durante el sueño. En ocasiones, este trastorno está asociado con el síndrome de las piernas inquietas.
  • Narcolepsia. Si padeces este trastorno, experimentas una somnolencia abrumadora y ataques de sueño repentinos durante el día.
  • Trastorno de conducta durante el sueño MOR. Este trastorno del sueño consiste en actuar los sueños mientras duermes.
  • Comportamientos inusuales durante el sueño. El médico puede realizar este examen si realizas actividades fuera de lo normal durante el sueño, como caminar, moverte mucho o hacer movimientos rítmicos.
  • Insomnio crónico inexplicable. Si tienes problemas constantemente para conciliar el sueño o para mantener el sueño, el médico puede recomendarte una polisomnografía.

Riesgos

La polisomnografía es una prueba no invasiva e indolora. El efecto secundario más común es la irritación de la piel que se origina a partir del adhesivo que se utiliza para unir los sensores de la prueba con la piel.

Cómo prepararse

El médico puede pedirte que evites las bebidas y las comidas con alcohol o cafeína durante la tarde y la noche anterior a la polisomnografía. El alcohol y la cafeína pueden modificar los patrones de sueño y pueden agravar los síntomas de algunos trastornos del sueño.

No es recomendable dormir una siesta la tarde anterior al estudio del sueño. Por lo general, te pedirán que tomes un baño o una ducha antes del estudio del sueño. Sin embargo, no debes colocarte lociones, geles, colonias ni maquillaje antes de la prueba, ya que pueden interferir con el uso de los electrodos.

Lo que puedes esperar

Durante la polisomnografía

Llegas al centro de sueño en la tarde para la polisomnografía y permaneces durante la noche. Puedes traer elementos que uses en tu rutina a la hora de dormir y puedes dormir con tu propia ropa de cama.

La habitación donde se lleva a cabo la polisomnografía es similar a una habitación de hotel y está oscura y silenciosa durante la prueba. No compartirás la habitación con nadie más. Cada habitación tiene su propio baño.

La habitación normalmente tendrá una cámara de video con luz tenue, de modo tal que los técnicos de la polisomnografía que te controlen puedan ver qué sucede en la habitación cuando las luces estén apagadas. También tiene un sistema de audio para que puedan hablarte y oírte desde su área de control fuera de la habitación.

Después de prepararte para dormir, uno de los técnicos te colocará sensores en el cuero cabelludo, las sienes, el tórax y las piernas con un adhesivo suave, como pegamento o cinta. Los sensores están conectados mediante cables a una computadora, pero los cables son lo suficientemente largos como para que puedas moverte normalmente en la cama. También se coloca un pequeño clip en el dedo o la oreja para controlar el nivel de oxígeno en la sangre.

Mientras duermes, un técnico controla lo siguiente:

  • Ondas cerebrales
  • Movimientos oculares
  • Frecuencia cardíaca
  • Patrón respiratorio
  • Nivel de oxígeno en sangre
  • Posición corporal
  • Movimientos del pecho y abdomen
  • Movimientos de las extremidades
  • Ronquidos y otros ruidos que puedas hacer cuando duermes

Los técnicos de la polisomnografía te controlan durante toda la noche. Si necesitas ayuda, puedes hablarles a través de los equipos de control. Pueden entrar en la habitación para desconectar los cables si necesitas levantarte durante la noche.

Durante el estudio, el técnico puede pedirte que pruebes una máquina de presión positiva en las vías respiratorias para la apnea del sueño. Este es un dispositivo que consta de un puente nasal con sellado hermético a través del cual se provee un flujo suave de aire para mejorar la respiración.

La presión positiva continua en las vías respiratorias (CPAP) es un tipo de máquina de presión positiva en las vías respiratorias. Los dispositivos de presión continua en las vías respiratorias proporcionan un flujo de aire continuo que mantiene las vías aéreas abiertas mientras duermes.

Para algunas personas, las máquinas de presión positiva de las vías respiratorias de dos niveles (biPap o bPap) pueden ser una opción más cómoda. Estos dispositivos proporcionan más presión cuando inhalas, y menos presión cuando exhalas.

Puedes tener la oportunidad de probar un dispositivo de presión positiva en las vías respiratorias antes de comenzar el estudio del sueño para que no te sorprendas si el técnico te sugiere que lo pruebes más tarde durante la noche. Si fuese necesario, también puede utilizarse oxígeno durante el estudio para estimular la respiración.

Si bien es probable que no te duermas tan fácilmente o tan bien en el centro del sueño como lo haces en tu casa, esto generalmente no afecta los resultados de la prueba. No se requiere toda una noche de sueño para obtener resultados exactos de la polisomnografía.

Después de la polisomnografía

En la mañana, se retiran los sensores y puedes abandonar el centro del sueño. Te darán una consulta para una visita de seguimiento con el médico que recomendó la prueba. Puedes retomar tus actividades habituales después de la polisomnografía.

Resultados

Las medidas registradas durante la polisomnografía brindan mucha información sobre los patrones de sueño. Por ejemplo:

  • Las ondas cerebrales y los movimientos oculares que ocurren durante el sueño pueden ayudar al equipo de atención médica a evaluar los estadios del sueño e identificar las interrupciones en los estadios que pueden suceder debido a trastornos como la narcolepsia y el trastorno del sueño con movimientos oculares rápidos.
  • Los cambios en el ritmo cardíaco y de respiración y los cambios en el oxígeno en sangre anormales durante el sueño pueden indicar la ocurrencia de apnea del sueño.
  • La configuración correcta de la presión positiva de la vía aérea o del oxígeno en caso de que el médico quiera prescribirlos para uso domiciliario.
  • Los movimientos frecuentes de las piernas que interrumpen el sueño pueden indicar la presencia del trastorno de movimiento periódico de una extremidad.
  • Movimientos o comportamientos inusuales durante el sueño pueden ser signos del trastorno del sueño con movimientos oculares rápidos u otro trastorno del sueño.

La información recolectada durante una polisomnografía la evalúa primero un técnico en polisomnografía, quien utiliza la información para diagramar los estadios y los ciclos del sueño. Luego, el médico del centro del sueño revisa esa información.

En una consulta de seguimiento, el médico revisa los resultados contigo. Según la información recolectada, el médico te hablará sobre los tratamientos u otras pruebas que puedas necesitar.