Descripción general

La nefrolitotomía percutánea es un procedimiento que se utiliza para extraer los cálculos renales del cuerpo cuando no se pueden eliminar por sí solos. En este procedimiento se introduce un endoscopio a través de una pequeña incisión en la espalda para extraer los cálculos renales.

La nefrolitotomía percutánea se utiliza con más frecuencia para los cálculos más grandes o cuando otros procedimientos, como la litotricia extracorporal por ondas de choque o la histeroscopia, no son exitosos o no son una posibilidad.

Enfoque de Mayo Clinic

Por qué se realiza

La nefrolitotomía percutánea se suele recomendar en las siguientes situaciones:

  • Cálculos renales grandes que obstruyen más de una rama del sistema de recolección del riñón (denominados «cálculos renales coraliformes»)
  • Cálculos renales que tengan más de 0,8 pulgadas (2 cm) de diámetro
  • Cálculos grandes que se encuentren en el uréter
  • Cuando otras terapias que hayan fracasado

Antes de someterte a una nefrolitotomía percutánea, el médico llevará a cabo diversas pruebas. Los análisis de sangre y orina permiten detectar signos de infección u otros problemas, y una exploración por tomografía computarizada (TC) permite determinar dónde se encuentran los cálculos en el riñón.

Riesgos

Los riesgos más frecuentes de la nefrolitotomía percutánea comprenden lo siguiente:

  • Sangrado
  • Infección
  • Lesiones en el riñón u otros órganos
  • Extracción incompleta de cálculos

Cómo prepararse

La nefrolitotomía percutánea se suele realizar en el hospital bajo anestesia general, lo que significa que estarás dormido durante el procedimiento y no sentirás dolor.

Es posible que el médico te recete antibióticos para reducir tus probabilidades de contraer una infección después del procedimiento.

Lo que puedes esperar

Antes del procedimiento

Antes del procedimiento, es posible que el cirujano te pida que te dirijas al departamento de radiología, donde un radiólogo utilizará imágenes por tomografía computarizada, ecografía o radiografía para guiar el acceso al riñón. Esto se realiza con anestesia local, lo que quiere decir que estarás despierto pero no sentirás dolor. Luego te trasladarán al quirófano para el procedimiento.

También es posible que el cirujano prefiera acceder al riñón en el quirófano mientras estés bajo anestesia general. En ese caso, el cirujano te colocará una sonda a través de la vejiga hasta el riñón y utilizará radiografías para realizar una punción en el riñón a fin de poder extraer los cálculos. Si tienes cálculos muy grandes, el cirujano podría tener que hacer más de una punción.

Durante el procedimiento

Cuando el médico tenga acceso a los cálculos renales, colocará una vaina dentro del riñón y romperá los cálculos con un instrumento especial. Una vez que los fragmentos sean lo suficientemente pequeños, el médico los extraerá. Cuando finalice el procedimiento, es posible que el cirujano deje tubos de drenaje en el riñón.

El médico probablemente envíe los fragmentos de los cálculos renales para que se analicen o se determine si hay una infección.

Después del procedimiento

Es posible que estés en el hospital uno o dos días después del procedimiento. El médico te recomendará que evites levantar y empujar o mover mucho peso durante dos a cuatro semanas. Probablemente regreses a trabajar después de una semana.

Si el médico ha dejado tubos de drenaje en el riñón, necesitarás estar atento a cualquier sangrado. Si notas sangre espesa similar al kétchup o coágulos de sangre en la orina o el tubo de drenaje, dirígete al Departamento de Emergencia.

Si tienes fiebre o escalofríos, comunícate con el médico. Podrían ser signos y síntomas de una infección. Es posible que el médico te realice análisis de orina, análisis de sangre y radiografías, y luego te envíe al departamento de emergencia. Si sientes un dolor considerable que no se alivia con el analgésico recetado, comunícate con el médico.

Resultados

Tu médico probablemente querrá verte otra vez después de cuatro a seis semanas. En esa visita, el médico quizás utilice ecografías o radiografías para comprobar si ha quedado algún cálculo y asegurarse de que la orina esté drenando normalmente desde el riñón.

El médico también podrá hacer otras pruebas para ayudar a determinar qué causó los cálculos renales. También analizará contigo las maneras de prevenir la aparición de más cálculos renales en el futuro.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Aug. 15, 2017
References
  1. AskMayoExpert. Percutaneous nephrolithotomy (Nefrolitotomía percutánea). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2016.
  2. Wein AJ, et al., eds. Surgical management of upper urinary tract calculi (Tratamiento quirúrgico de cálculos en las vías urinarias superiores). En: Campbell-Walsh Urology (Urología Campbell-Walsh). 11.ª ed., Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 21 de noviembre de 2016.
  3. Preminger GM. Options in the management of renal and ureteral stones in adults (Opciones en el control de los cálculos renales y ureterales en adultos). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 21 de noviembre de 2016.
  4. Melmed S, et al. Kidney stones (Cálculos renales). En: Williams Textbook of Endocrinology (Manual de Endocrinología de Williams). 13.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 21 de noviembre de 2016.
  5. Antonelli JA, et al. Advances in percutaneous nephrolithotomy (Avances en la nefrolitotomía percutánea). Urologic Clinics of North America (Clínicas de Urología de Norteamérica). 2013;40:99.
  6. Turk C, et al. EAU Guidelines on Interventional Treatment for Urolithiasis (Pautas de la Asociación Europea de Urología sobre el tratamiento de la litiasis urinaria). European Urology (Urología europea). 2016;69:475.
  7. Smith JA, et al. Percutaneous nephrolithotomy (Nefrolitotomía percutánea). En: Hinman’s Atlas of Urologic Surgery (Atlas de Cirugía Urológica de Hinman). 3.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 21 de noviembre de 2016.
  8. Kidney stones in adults (Cálculos renales en adultos). National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (Centro Coordinador Nacional de Información sobre las Enfermedades Renales y Urológicas). http://kidney.niddk.nih.gov/kudiseases/pubs/stonesadults/. Último acceso: 21 de noviembre de 2016.
  9. Castle EK (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 21 de noviembre de 2016.
  10. Brown A. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 26 de octubre de 2016.
  11. Hospital rankings by specialty (Clasificación de hospitales por especialidad). U.S. News & World Report Best Hospitals Rankings, 2016-2017 (Clasificación de los mejores hospitales de U.S. News & World Report para el período 2016-2017). http://health.usnews.com/best-hospitals/rankings. Último acceso: 9 de febrero de 2017.
  12. Assimos D, et al. Surgical Management of Stones: American Urological Association/Endourological Society Guideline, Part I. Journal of Urology (Tratamiento quirúrgico de cálculos: pautas de la Asociación Estadounidense de Urología/Sociedad de Endourología, Parte I, Revista de Urología). 2016;196:1153.
  13. Assimos D, et al. Surgical Management of Stones: American Urological Association/Endourological Society Guideline, Part II. Journal of Urology (Tratamiento quirúrgico de cálculos: pautas de la Asociación Estadounidense de Urología/Sociedad de Endourología, Parte II, Revista de Urología). 2016;196:1161.