Por qué se realiza

Una prueba en reposo se usa para evaluar la salud del bebé antes de nacer. El objetivo de una prueba en reposo es proporcionar información útil sobre el suministro de oxígeno del bebé al comprobar su frecuencia cardiaca y cómo esta responde a sus movimientos. La prueba podría indicar la necesidad de más controles, análisis, tratamiento o parto para prevenir la muerte del feto.

Normalmente, el corazón del bebé late más rápido cuando está activo más adelante en el embarazo. Sin embargo, las enfermedades como hipoxia fetal (cuando el bebé no recibe oxígeno suficiente) pueden alterar este camino.

El profesional de salud podría recomendar una prueba en reposo si tienes lo siguiente:

  • Un embarazo múltiple con ciertas complicaciones
  • Un trastorno médico oculto, como diabetes tipo 1, enfermedad cardíaca o presión arterial alta durante el embarazo
  • Un embarazo que se prolongó dos semanas después de la fecha probable de parto (embarazo pos-término)
  • Antecedentes de complicaciones en un embarazo previo
  • Un bebé que disminuyó los movimientos fetales o posibles problemas de crecimiento fetal
  • La sensibilización al Rh (rhesus), una enfermedad potencialmente grave que puede ocurrir, comúnmente durante un segundo embarazo o posterior, cuando tu grupo sanguíneo de antígenos de glóbulos rojos es Rh negativo y el grupo sanguíneo de tu bebé es Rh positivo.
  • Bajo nivel de líquido amniótico (oligohidramnios)

El profesional de salud puede recomendarte que realices pruebas en reposo una o dos veces por semana, y ocasionalmente a diario, según tu salud y la salud de tu bebé. Por ejemplo, es posible que debas realizar pruebas en reposo regulares si el profesional de salud sospecha que tu bebé está en riesgo de no recibir suficiente oxígeno. También puedes necesitar otra prueba en reposo si tú o tu bebé tiene algún cambio preocupante en la salud.

Feb. 23, 2016
References
  1. Gabbe SG, et al. Antepartum fetal evaluation. En: Obstetrics: (Obstetricia). Normal and Problem Pregnancies (Embarazos normales y problemáticos). 6th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 15 de enero de 2016.
  2. DeCherney AH, et al. Assessment of at-risk pregnancy. En: Current Diagnosis & Treatment Obstetrics & Gynecology (Evaluación del embarazo de riesgo. Diagnóstico y tratamiento actual obstétrico y ginecológico). 11.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2013. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 15 de enero de 2016.
  3. Young BK. Nonstress test and contraction stress test (Prueba en reposo y prueba de contracciones). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 15 de enero de 2016.
  4. Preguntas frecuentes. Pregnancy FAQ098 (Embarazo FAQ098). Special tests for monitoring fetal health (Pruebas especiales para controlar la salud del feto). American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos). http://www.acog.org/Patients/FAQs/Special-Tests-for-Monitoring-Fetal-Health. Último acceso: 15 de enero de 2016.
  5. Cunningham FG, et al. Fetal assessment (Evaluación fetal). En: Williams Obstetrics (Obstetricia de Williams). 24.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2014. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 15 de enero de 2016.
  6. American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos) (ACOG) Committee on Practice Bulletins (Comité de boletines de práctica) — Obstetrics (Obstetricia). ACOG Practice Bulletin No. 145: Antepartum fetal surveillance (Boletín de prácticas del American College of Obstetricians and Gynecologists [Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos] n.º 145: Vigilancia fetal prenatal). Obstetrics & Gynecology (Ginecología y Obstetricia). 2014;124:182.