Descripción general

Una prueba en reposo, también denominada «monitorización de la frecuencia cardíaca fetal», es una prueba prenatal común utilizada para verificar la salud del bebé. Durante una prueba en reposo se monitorea la frecuencia cardíaca del bebé para ver cómo responde a los movimientos del bebé. El término «no invasivo» se refiere al hecho de que no se realiza ninguna acción que provoque estrés en el feto durante la prueba.

Generalmente, se recomienda una prueba en reposo cuando se cree que el feto está en riesgo alto de muerte. Una prueba en reposo se puede hacer después de 26 a 28 semanas de embarazo. Determinados resultados de prueba en reposo podrían indicar que tú y tu bebé necesitan más controles, análisis o atención especial.

Una prueba en reposo es una prueba no invasiva que no implica ningún riesgo físico para ti ni para tu bebé. Descubre lo que comprende una prueba en reposo y si esta prueba prenatal podría beneficiarte a ti y a tu bebé.

Por qué se realiza

Una prueba en reposo se usa para evaluar la salud del bebé antes de nacer. El objetivo de una prueba en reposo es proporcionar información útil sobre el suministro de oxígeno del bebé al comprobar su frecuencia cardiaca y cómo esta responde a sus movimientos. La prueba podría indicar la necesidad de más controles, análisis, tratamiento o parto para prevenir la muerte del feto.

Normalmente, el corazón del bebé late más rápido cuando está activo más adelante en el embarazo. Sin embargo, las enfermedades como hipoxia fetal (cuando el bebé no recibe oxígeno suficiente) pueden alterar este camino.

El profesional de salud podría recomendar una prueba en reposo si tienes lo siguiente:

  • Un embarazo múltiple con ciertas complicaciones
  • Un trastorno médico oculto, como diabetes tipo 1, enfermedad cardíaca o presión arterial alta durante el embarazo
  • Un embarazo que se prolongó dos semanas después de la fecha probable de parto (embarazo pos-término)
  • Antecedentes de complicaciones en un embarazo previo
  • Un bebé que disminuyó los movimientos fetales o posibles problemas de crecimiento fetal
  • La sensibilización al Rh (rhesus), una enfermedad potencialmente grave que puede ocurrir, comúnmente durante un segundo embarazo o posterior, cuando tu grupo sanguíneo de antígenos de glóbulos rojos es Rh negativo y el grupo sanguíneo de tu bebé es Rh positivo.
  • Bajo nivel de líquido amniótico (oligohidramnios)

El profesional de salud puede recomendarte que realices pruebas en reposo una o dos veces por semana, y ocasionalmente a diario, según tu salud y la salud de tu bebé. Por ejemplo, es posible que debas realizar pruebas en reposo regulares si el profesional de salud sospecha que tu bebé está en riesgo de no recibir suficiente oxígeno. También puedes necesitar otra prueba en reposo si tú o tu bebé tiene algún cambio preocupante en la salud.

Riesgos

Una prueba en reposo es una prueba no invasiva que no supone riesgos para ti ni para tu bebé. El término «no invasivo» se refiere al hecho de que no se realiza ninguna acción que provoque estrés en el feto durante la prueba.

Si bien una prueba en reposo te puede dar tranquilidad sobre la salud de tu bebé, también puede causar ansiedad. Una prueba en reposo también puede pasar por alto un problema existente o podría indicar que existe un problema cuando no lo hay, esto puede motivar la realización de otros análisis.

Además, ten en cuenta que si bien una prueba en reposo suele recomendarse para las mujeres que tienen un mayor riesgo de pérdida del embarazo, no siempre queda claro si la prueba es útil.

Cómo te preparas

Una prueba en reposo no suele requerir una preparación especial.

Lo que puedes esperar

Por lo general, se realiza una prueba en reposo en el consultorio del profesional de salud.

Antes del procedimiento

Te tomarán la presión arterial antes de comenzar con la prueba en reposo.

Durante el procedimiento

Durante la prueba en reposo, estarás recostada en una silla reclinable. Te tomarán la presión arterial a intervalos regulares durante la prueba.

Tu profesional de salud o un miembro del equipo de atención médica te colocará sobre el abdomen dos cinturones conectados a monitores. Un cinturón registrará la frecuencia cardíaca del bebé y el otro registrará las contracciones uterinas que podrías tener. Se te pedirá que señales cuando se mueva el bebé. Los movimientos del bebé se anotarán en el registro de frecuencia cardíaca fetal. Tu profesional de salud verá si la frecuencia cardíaca del bebé se acelera cuando se mueve.

Generalmente, la prueba en reposo dura 20 minutos. Sin embargo, si el bebé está inactivo o dormido, quizás sea necesario extender la prueba otros 20 minutos, a la espera de que comience a moverse, para asegurar resultados precisos. El profesional de salud podría tratar de estimular al bebé manualmente o mediante la colocación de un dispositivo que produzca ruido sobre el abdomen materno.

Después del procedimiento

Una vez que se complete la prueba en reposo, tu profesional de salud probablemente quiera analizar los resultados contigo de inmediato.

Resultados

Los resultados de una prueba en reposo se consideran:

  • Reactivos. Antes de la semana 32 de embarazo, los resultados se consideran normales (reactivos) si los latidos del corazón del bebé llegan a determinado nivel superior a los latidos de referencia dos o más veces durante al menos 10 segundos cada uno en un período de 20 minutos. Antes de la semana 32 de embarazo, si los latidos del corazón del bebé llegan a determinado nivel superior a los latidos de referencia dos o más veces durante al menos 15 segundos cada uno en un período de 20 minutos, los resultados se consideran reactivos.
  • No reactivos. Si los latidos del corazón del bebé no cumplen con los criterios descritos arriba, los resultados se consideran no reactivos. Los resultados pueden ser no reactivos debido a que el bebé no estaba activo o estaba dormido durante la prueba.

Si la prueba dura 40 minutos y los resultados de la prueba en reposo son no reactivos, y estás embarazada de 39 semanas (término completo), es posible que el profesional de salud recomiende el parto. Si el embarazo no está a término completo, probablemente el profesional de salud realice otra prueba prenatal a fin de controlar la salud del bebé. Por ejemplo:

  • Perfil biofísico. Un perfil biofísico combina una prueba en reposo con una ecografía fetal que evalúa la respiración del bebé, los movimientos corporales, el tono muscular y el nivel de líquido amniótico.
  • Prueba de contracciones. Esta prueba analiza cómo reacciona la frecuencia cardíaca del bebé cuando se contrae el útero. Durante una prueba de contracciones, si la actividad uterina adecuada no ocurre naturalmente, te aplicarán oxitocina intravenosa o te pedirán que te frotes los pezones para inducir la actividad uterina.

El profesional de salud también podrá pedirte que realices otra prueba en reposo más tarde ese día. Ten en cuenta que es mucho más probable que sea correcto un resultado reactivo que uno no reactivo. Si la primera prueba en reposo es no reactiva y la segunda prueba en reposo es reactiva, los resultados de la segunda prueba son los que se consideran confiables.

Otras causas posibles de un resultado no reactivo de una prueba en reposo, además de que el feto no esté activo o esté dormido, son una disminución del oxígeno (hipoxia), tabaquismo de la madre, consumo de medicamentos de la madre, y anomalías neurológicas o cardíacas fetales.

Rara vez, durante una prueba en reposo, se detectan problemas en la frecuencia cardíaca del bebé que deben seguir controlándose o recibir tratamiento.

Asegúrate de analizar los resultados de la prueba en reposo junto a tu profesional de salud para saber qué podrían significar para ti y para tu bebé.

Feb. 23, 2016
References
  1. Gabbe SG, et al. Antepartum fetal evaluation. In: Obstetrics: Normal and Problem Pregnancies. 6th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Accessed Jan. 15, 2016.
  2. DeCherney AH, et al. Assessment of at-risk pregnancy. In: Current Diagnosis & Treatment Obstetrics & Gynecology. 11th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2013. http://www.accessmedicine.com. Accessed Jan. 15, 2016.
  3. Young BK. Nonstress test and contraction stress test. http://www.uptodate.com/home. Accessed Jan. 15, 2016.
  4. Frequently asked questions. Pregnancy FAQ098. Special tests for monitoring fetal health. American College of Obstetricians and Gynecologists. http://www.acog.org/Patients/FAQs/Special-Tests-for-Monitoring-Fetal-Health. Accessed Jan. 15, 2016.
  5. Cunningham FG, et al. Fetal assessment. In: Williams Obstetrics. 24th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2014. http://www.accessmedicine.com. Accessed Jan. 15, 2016.
  6. American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) Committee on Practice Bulletins — Obstetrics. ACOG Practice Bulletin No. 145: Antepartum fetal surveillance. Obstetrics & Gynecology. 2014;124:182.

Prueba en reposo