¿Qué alimentación es adecuada después de una ileostomía? No como carne ni aves de corral, y tengo problemas de estreñimiento.

Respuesta de Jennifer K. Nelson, R.D., L.D.

Tus necesidades alimenticias y la tolerancia a los alimentos dependerán de la cantidad de intestino delgado sano que quede y de cuánto tiempo haya transcurrido desde la cirugía.

Tu intestino se adapta y funciona mejor con el transcurso del tiempo después de la cirugía. Además, dependerá del tipo de ileostomía (ya sea que no se necesite un dispositivo de recolección después de la cirugía [ileostomía continente] o que se emplee un dispositivo de recolección [ileostomía incontinente]).

Los tipos y las cantidades de alimentos y bebidas que consumas también deben tenerse en cuenta. Con estos aspectos en mente, a continuación se incluyen algunas pautas generales:

  • Desde las primeras semanas hasta un mes después de la cirugía, probablemente se te recomiende llevar una alimentación con bajo contenido de fibra. Limitar la fibra permite que el intestino tenga tiempo para sanar y evita el bloqueo por hinchazón. Los alimentos con fibra incluyen los cereales integrales, las verduras crudas y las frutas frescas. Las bebidas de hidratación pediátrica (Pedialyte) o las bebidas con electrolitos diluidos, como Gatorade, Powerade o Ceralyte, contienen sodio, son hidratantes y son útiles inmediatamente después de la cirugía.
  • Consume alimentos en horarios regulares, come más lentamente y mastica bien. Además, evita saltearte comidas o comer en exceso. Estas medidas ayudan a que el intestino que queda digiera los alimentos, reduzca los gases, mejore la “regularidad” y controle la excreción.
  • Con el tiempo, descubrirás que puedes reanudar una alimentación más normal y aprenderás qué alimentos tienden a generar estreñimiento, cuáles pueden tener un efecto más laxante y cuáles hacen que las deposiciones cambien de color o generen gases u olores. Esto varía de acuerdo con el intestino delgado restante de cada persona y la longitud de este.
  • Si las deposiciones son muy gruesas, pueden ayudar algunos cambios alimentarios. Entre los alimentos que pueden reducir el tamaño de las deposiciones se incluyen el jugo de uva, el jugo de manzana y el jugo de ciruelas. Además, para algunas personas, las verduras cocidas y algunas frutas enlatadas pueden ayudar. Ten cuidado con los alimentos que generen estreñimiento. Para algunas personas, estos incluyen el puré de manzana, la banana, el queso, las papas, las pastas, el arroz y la mantequilla de maní.
  • Asegúrate de beber al menos ocho vasos de 8 onzas (0.240 litros) de líquido por día. El agua es la mejor opción.

Cuando las deposiciones sean demasiado gruesas como para que pasen con facilidad por el cuerpo, presta atención al equilibrio entre los alimentos que aumentan el grosor de las deposiciones y la cantidad de líquido que bebes. Si estos cambios en el estilo de vida no ayudan, consulta a tu cirujano o gastroenterólogo. También te pueden indicar que consultes a un nutricionista.

Sept. 21, 2018