La oxigenoterapia hiperbárica es generalmente un procedimiento seguro. Las complicaciones son poco frecuentes. Sin embargo, el tratamiento supone algunos riesgos.

Los riesgos potenciales comprenden lo siguiente:

  • Miopía causada por cambios temporales en el cristalino del ojo
  • Lesiones en el oído medio, entre ellas la pérdida de fluido y perforación del tímpano, debidas al aumento de la presión de aire
  • Colapso pulmonar causado por cambios en la presión de aire (barotraumatismo)
  • Convulsiones producidas por exceso de oxígeno (toxicidad del oxígeno) en el sistema nervioso central
  • En algunas circunstancias, incendio debido al alto nivel de oxígeno en la cámara de tratamiento
Nov. 25, 2014