Descripción general

Un monitor Holter es un dispositivo portátil pequeño que mantiene un registro del ritmo cardíaco. Es posible que tu médico solicite que uses un monitor Holter de uno a dos días. Durante ese tiempo, el dispositivo registra todos los latidos del corazón.

Un estudio con monitor Holter generalmente se realiza después de un estudio tradicional para evaluar el ritmo cardíaco (electrocardiograma), en especial si el médico no pudo obtener información suficiente sobre el estado del corazón mediante el electrocardiograma.

Tu médico utiliza la información captada en el monitor Holter para determinar si tienes algún problema con el ritmo cardíaco. Si un monitor Holter estándar no capta latidos del corazón irregulares, tu médico podría sugerir que uses un monitor Holter inalámbrico, que puede funcionar durante semanas.

Aunque el uso de un monitor Holter pueda resultar algo incómodo, es necesario que sepas que es un estudio importante que puede ayudar a tu médico a diagnosticar una posible enfermedad.

Por qué se realiza

Si tienes signos o síntomas de un problema cardíaco, como latidos del corazón irregulares (arritmia) o desmayos sin causa aparente, el médico puede ordenar una prueba llamada «electrocardiograma». Un electrocardiograma es una prueba breve y no invasiva que usa electrodos adheridos al pecho para controlar el ritmo cardíaco.

Sin embargo, el electrocardiograma a veces no detecta ninguna irregularidad en el ritmo cardíaco, ya que solo estás conectado a la máquina durante un período breve. Si tus signos y síntomas sugieren que un ritmo cardíaco ocasionalmente irregular podría estar causando tu afección, el médico puede recomendarte usar un monitor Holter durante un día o más.

Durante ese tiempo, el monitor Holter puede detectar irregularidades del ritmo cardíaco que un electrocardiograma no pudo detectar.

El médico también puede ordenar un monitor Holter si tienes una enfermedad cardíaca que aumenta el riesgo de un ritmo cardíaco anormal. El médico puede sugerir que uses un monitor Holter durante uno o dos días, incluso si no has tenido síntomas de latidos del corazón anormales.

Riesgos

No hay riesgos importantes relacionados con el uso de un monitor Holter, más allá de las posibles molestias o irritación de la piel en las áreas en las que se colocan los electrodos.

Sin embargo, el monitor Holter no puede mojarse porque se dañaría. No nades ni te bañes durante todo el tiempo que uses el monitor Holter. No obstante, si tienes un monitor Holter inalámbrico, te enseñarán cómo desconectar y volver a conectar los sensores y el monitor para que puedas ducharte o bañarte.

Los monitores Holter generalmente no se ven afectados por otros dispositivos eléctricos. Sin embargo, evita los detectores de metales, imanes, hornos de microondas, mantas eléctricas, afeitadoras y cepillos de dientes eléctricos mientras lo uses, ya que estos dispositivos pueden interrumpir la señal desde los electrodos hasta el monitor Holter. Asimismo, mantén los teléfonos celulares y reproductores de música portátiles a 6 pulgadas (15 cm) como mínimo del monitor, por la misma razón.

Cómo prepararse

Si el médico recomienda el control mediante un monitor Holter, se te colocará el dispositivo durante la consulta programada. Date un baño antes de la consulta, salvo que el médico te indique lo contrario. La mayoría de los monitores no pueden ser retirados y deben permanecer secos una vez que comienza el control.

Un técnico te colocará en el tórax electrodos que detectan los latidos del corazón. Estos electrodos son aproximadamente del tamaño de una moneda de dólar de plata. En los hombres, podría afeitarse una pequeña cantidad de vello para asegurar la adhesión de los electrodos.

Después, el técnico conectará el electrodo a un dispositivo de grabación con varios cables y te dará instrucciones sobre la forma adecuada de llevar el dispositivo de grabación de manera tal que pueda registrar los datos transmitidos desde los electrodos. El dispositivo de grabación tiene aproximadamente el tamaño de un mazo de cartas.

Te pedirán que anotes en un diario todas las actividades que realices mientras tengas puesto el monitor. Es de especial importancia registrar en el diario cualquier síntoma de palpitaciones, interrupciones en los latidos del corazón, falta de aire, dolor en el pecho o aturdimiento. Por lo general te entregarán un formulario para que puedas registrar mejor las actividades y cualquier tipo de síntoma.

Una vez que te coloquen el monitor y que te hayan dado las instrucciones sobre cómo llevarlo, podrás irte del consultorio del médico y retomar tus actividades normales.

Lo que puedes esperar

Durante el procedimiento

El monitor Holter no produce dolor ni es invasivo. Puedes ocultar los electrodos y los cables debajo de la vestimenta, y puedes enganchar el dispositivo de grabación al cinturón o sujetarlo con una cinta. Una vez que el monitor comience a funcionar, no te lo saques (deberás usarlo en todo momento, incluso mientras duermas).

Podrás realizar tus actividades diarias habituales mientras uses el monitor Holter. El médico te indicará durante cuánto tiempo deberás usar el monitor. Puedes tener que usarlo de 24 a 48 horas, en función de la enfermedad que el médico sospecha que tienes y de la frecuencia con la que manifiestas síntomas de problemas del corazón. Un monitor Holter inalámbrico puede funcionar durante semanas.

Se te pedirá que lleves un registro de todas tus actividades diarias mientras uses el monitor. Anota qué actividades realizas y la hora exacta en que las haces. También anota los síntomas que sientas mientras uses el monitor, como dolor en el pecho, falta de aire o interrupción en los latidos del corazón.

El médico puede comparar los datos recopilados por el monitor Holter con tu registro para así diagnosticar tu enfermedad.

Después del procedimiento

Una vez transcurrido el período de monitoreo, deberás regresar al consultorio del médico para devolverle el dispositivo junto con el diario que escribiste durante el período que tuviste el monitor Holter. El médico comparará la información del dispositivo con las actividades y los síntomas que anotaste.

Resultados

Una vez que el médico observa los resultados registrados en el monitor Holter y lo que escribiste en el diario de actividad, te explicará los resultados. La información del monitor Holter puede revelar si presentas una enfermedad cardíaca, o también es posible que el médico necesite más análisis para detectar qué causa los síntomas.

En algunos casos, el médico tal vez no pueda diagnosticar una enfermedad a partir de los resultados de la prueba con el monitor Holter, en especial, si tu ritmo cardíaco no fue irregular mientras usabas el monitor.

Por lo tanto, es posible que el médico recomiende el uso de un monitor Holter inalámbrico o una grabadora de eventos, ya que ambos pueden usarse más tiempo que un monitor Holter estándar. Las grabadoras de eventos son similares a los monitores Holter y generalmente hay que presionar un botón cuando se sienten los síntomas. Hay varios tipos diferentes de grabadoras de eventos.

Feb. 24, 2018
References
  1. Podrid PJ. Ambulatory ECG monitoring. http://www.uptodate.com/home. Accessed Nov. 22, 2016.
  2. Holter monitor. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/HeartAttack/SymptomsDiagnosisofHeartAttack/Holter-Monitor_UCM_446437_Article.jsp#.WDXveNUrJ0w. Accessed Nov. 22, 2016.
  3. Holter and event monitors. National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/holt. Accessed Nov. 22, 2016.
  4. AskMayoExpert. Ambulatory heart rhythm monitoring. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2016.
  5. Mankad R (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Dec. 20, 2016.