Panorama general

En la oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés), la sangre se bombea fuera del cuerpo a una máquina de circulación extracorpórea que elimina el dióxido de carbono y devuelve la sangre rica en oxígeno a los tejidos del cuerpo. La sangre fluye desde el lado derecho del corazón hacia el oxigenador de membrana en la máquina de circulación extracorpórea. Luego se recalienta y se envía de regreso al cuerpo.

Este método permite que la sangre "evada" el corazón y los pulmones, lo que permite que estos órganos descansen y se curen.

La oxigenación por membrana extracorpórea (ECMO, por sus siglas en inglés) se utiliza en situaciones de cuidados intensivos, cuando tu corazón o tus pulmones necesitan ayuda para que puedas curarte. Se puede usar en la atención médica de la COVID-19, el síndrome de dificultad respiratoria aguda y otras infecciones.

Por qué se hace

La oxigenación por membrana extracorpórea se puede utilizar para ayudar a las personas que están muy enfermas con afecciones del corazón y de los pulmones, o que están esperando o recuperándose de un trasplante de corazón. Puede ser una opción cuando otras medidas de soporte vital no han funcionado. La oxigenación por membrana extracorpórea no sirve para tratar ni curar una enfermedad, pero puede resultar útil cuando tu cuerpo no puede proveer suficiente cantidad de oxígeno a los tejidos de forma temporal.

Algunas afecciones cardíacas en las que se puede utilizar la oxigenación por membrana extracorpórea incluyen las siguientes:

  • Ataque cardíaco (infarto agudo de miocardio)
  • Enfermedad del músculo cardíaco (miocardiopatía descompensada)
  • Inflamación del músculo cardíaco (miocarditis)
  • Respuesta a una infección que pone en riesgo la vida (septicemia)
  • Baja temperatura corporal (hipotermia grave)
  • Complicaciones postransplante
  • Choque causado por el corazón que no bombea suficiente sangre (choque cardiogénico)

Algunas afecciones pulmonares en las que se puede utilizar la oxigenación por membrana extracorpórea incluyen las siguientes:

  • Síndrome de dificultad respiratoria aguda
  • Obstrucción de una arteria pulmonar en los pulmones (embolia pulmonar)
  • Enfermedad por coronavirus 2019 (COVID‑19)
  • Defecto en el diafragma (hernia diafragmática congénita)
  • El feto inhala excrementos en el útero (aspiración de meconio)
  • Gripe (influenza)
  • Síndrome pulmonar por hantavirus
  • Presión arterial alta en los pulmones (hipertensión pulmonar)
  • Neumonía
  • Insuficiencia respiratoria
  • Traumatismos

Riesgos

Los riesgos más comunes que pueden ocurrir con la (OMEC)incluyen:

  • Sangrado
  • Coágulos sanguíneos (tromboembolia)
  • Trastornos de la coagulación sanguínea (coagulopatía)
  • Infección
  • Pérdida de sangre en manos, pies, o piernas (isquemia en extremidades)
  • Convulsiones
  • Accidente cerebrovascular (parte del cerebro se daña por pérdida de sangre o por un vaso sanguíneo que se rompe)

Cómo prepararte

La oxigenación por membrana extracorpórea se utiliza cuando se necesita soporte vital después de una cirugía, o cuando estás muy enfermo y tu corazón o tus pulmones necesitan ayuda para que puedas curarte. El médico decidirá cuándo puede ser útil. Si necesitas oxigenación por membrana extracorpórea, el médico y terapeutas respiratorios capacitados te prepararán.

Qué esperar

El médico insertará un tubo fino y flexible (cánula) en una vena para sacar sangre, y un segundo tubo en una vena o arteria para devolver la sangre tibia y oxigenada a tu cuerpo. Te darán otros medicamentos, incluyendo sedación, para que estés cómodo mientras te proporcionan(OMEC)y quizás no puedas hablar durante este tiempo.

Dependiendo de tu condición, se puede usar la (OMEC)de unos días a unas semanas. El tiempo que te den (OMEC)va a depender de tu situación. Tu médico hablará contigo o con tu familia sobre qué esperar.

Resultados

Los resultados que se asocian con la (OMEC)dependen de la gravedad de la enfermedad que llevó a usar la (OMEC). Tu doctor puede explicar lo útil que puede ser la (OMEC)en tu situación.