La dermoabrasión es un procedimiento de rejuvenecimiento de la piel que utiliza un dispositivo de rotación rápida para pulir las capas externas de la piel. Después de la dermoabrasión, la piel que vuelve a crecer es más suave y tiene una apariencia más joven.

La dermoabrasión puede disminuir la apariencia de las líneas faciales delgadas y mejorar la apariencia de las cicatrices, como aquellas provocadas por el acné. La dermoabrasión se puede realizar sola o en combinación con otros procedimientos estéticos.

Durante la dermoabrasión, se insensibiliza la piel con anestesia. También puedes tener la opción de tomar un sedante o recibir anestesia general, dependiendo del grado del tratamiento.

La piel tratada con dermoabrasión estará sensible y tomará un color rosa brillante por varias semanas. El color rosa tardará aproximadamente tres meses en desaparecer.

May 16, 2015