La crioablación es un tratamiento para matar células cancerígenas con frío extremo.

Durante la crioablación, se inserta una aguja delgada tipo varita (criosonda) a través de la piel y directamente en el tumor canceroso. Se bombea un gas en la criosonda a fin de congelar el tejido. Luego se deja descongelar el tejido. El proceso de congelación y descongelamiento se repite varias veces durante la misma sesión de tratamiento.

La crioablación puede ser utilizada para tratar el cáncer cuando la cirugía no es una opción. A veces se utiliza la crioablación como tratamiento primario para:

  • Cáncer de huesos
  • Cáncer de cuello uterino
  • Cáncer de ojo
  • Cáncer de riñón
  • Cáncer de hígado
  • Cáncer de pulmón
  • Cáncer de próstata

La crioablación también se utiliza para aliviar el dolor y otros síntomas causados por el cáncer que se propaga al hueso (metástasis ósea) u otros órganos.

La crioablación también puede llamarse crioablación percutánea, criocirugía o crioterapia.

July 14, 2015