Descripción general

La cirugía de bypass de la arteria coronaria es un procedimiento que desvía el flujo de sangre alrededor de una sección de una arteria bloqueada o parcialmente bloqueada en el corazón. Con la creación de una vía nueva al corazón, la cirugía de bypass de la arteria coronaria mejora el flujo de sangre hacia el músculo del corazón.

Durante la cirugía de bypass de la arteria coronaria, se toma un vaso sanguíneo saludable de la pierna, brazo o pecho y se conecta a otras arterias en el corazón para que la sangre se derive del área enferma o bloqueada.

Por lo general, después de la cirugía de bypass de la arteria coronaria, los síntomas como dolor en el pecho y dificultad para respirar a causa de un flujo sanguíneo deficiente al corazón mejoran. En algunas personas, la cirugía de bypass de la arteria coronaria podría mejorar la función cardíaca y reducir el riesgo de morir a causa de enfermedad del corazón.

Enfoque de Mayo Clinic

Por qué se realiza

Tú y tu médico pueden considerar si una cirugía de bypass de la arteria coronaria u otro procedimiento de apertura de la arteria, como la angioplastia o la colocación de un stent, es adecuado para ti.

La cirugía de bypass de la arteria coronaria es una opción si ocurre lo siguiente:

  • Tienes un dolor en el pecho intenso que es provocado por el estrechamiento de varias de las arterias que irrigan el corazón, lo que deja al músculo cardíaco con bajo flujo de sangre durante un ejercicio liviano o mientras descansas. A veces, la angioplastia y la colocación del stent ayudan, pero para algunos tipos de bloqueos, la cirugía de bypass de la arteria coronaria puede ser la mejor opción.
  • Tienes más de una arteria coronaria enferma y la cámara de bombeo principal del corazón, el ventrículo izquierdo, no está funcionando bien.
  • La arteria coronaria principal izquierda se reduce o se bloquea gravemente. Esta arteria lleva la mayor parte de la sangre al ventrículo izquierdo.
  • Tienes un bloqueo en la arteria, por lo cual la angioplastia no es adecuada, te has realizado una angioplastia o te has colocado un stent anteriormente que no ha sido exitoso, o te has colocado un stent, pero la arteria se redujo nuevamente (reestenosis).

La cirugía de bypass de la arteria coronaria también se puede realizar en situaciones de urgencia, como puede ser un ataque cardíaco, si tu médico observa que no estás respondiendo a otros tratamientos.

La cirugía de bypass de la arteria coronaria no cura la enfermedad cardíaca oculta que provocó los bloqueos en primer lugar. Esta enfermedad se conoce como «ateroesclerosis» o «enfermedad de las arterias coronarias».

Aun si tienes una cirugía de bypass de la arteria coronaria, los cambios en el estilo de vida siguen siendo una parte necesaria del tratamiento después de la cirugía. Después de una cirugía de bypass de la arteria coronaria, el tratamiento con medicamentos es común para reducir el colesterol en sangre, reducir el riesgo de desarrollar un coágulo sanguíneo y ayudar a que el corazón funcione lo mejor posible.

Riesgos

Ya que la cirugía de bypass de la arteria coronaria es una cirugía a corazón abierto, es posible que tengas algunas complicaciones durante el procedimiento o después de él. Entre las posibles complicaciones de la cirugía de bypass de la arteria coronaria, se incluyen:

  • Sangrado
  • Irregularidades en el ritmo cardíaco (arritmias)
  • Infecciones en la herida del pecho
  • Pérdida de la memoria o problemas para pensar con claridad, que suelen mejorar en un plazo de 6 a 12 meses
  • Problemas renales
  • Accidente cerebrovascular
  • Ataque cardíaco, si se libera un coágulo sanguíneo poco después de la cirugía

El riesgo de presentar complicaciones es generalmente bajo, pero depende de tu estado de salud antes de la cirugía. El médico puede darte una mejor idea sobre la probabilidad de sufrir estos riesgos.

El riesgo de sufrir complicaciones es más alto si la operación se lleva a cabo como una urgencia o si tienes otras enfermedades, como enfisema, enfermedad renal, diabetes o arterias bloqueadas en las piernas (enfermedad arterial periférica).

Cómo te preparas

Para prepararte para una cirugía de bypass de la arteria coronaria, el médico te dará instrucciones específicas acerca de cualquier restricción en las actividades y cambios en la dieta o medicamentos que debas implementar antes de la cirugía. Deberás realizarte varios estudios prequirúrgicos, que generalmente incluyen radiografías de tórax, análisis de sangre, un electrocardiograma y una angiografía coronaria. Una angiografía coronaria es un tipo especial de procedimiento radiográfico que utiliza un tinte para visualizar las arterias que nutren el corazón.

La mayoría de las personas ingresan al hospital la misma mañana de la cirugía. La cirugía de bypass de la arteria coronaria también se puede realizar en situaciones de urgencia, por ejemplo después de un ataque cardiaco.

Asegúrate de programar todo para las semanas posteriores a la cirugía. Pasarán entre cuatro y seis semanas de recuperación hasta llegar al punto en que puedas volver a conducir, regresar al trabajo y realizar tus actividades cotidianas.

Lo que puedes esperar

Durante el procedimiento

La cirugía de bypass de la arteria coronaria generalmente demora entre tres y seis horas y requiere anestesia general. La cantidad de bypass necesarios depende de la ubicación y la gravedad de los bloqueos en el corazón.

La mayoría de las cirugías de bypass de la arteria coronaria se realizan a través de una incisión larga en el pecho mientras el flujo sanguíneo se desvía a una máquina de circulación extracorpórea (esto se conoce como cirugía de bypass de la arteria coronaria con bomba).

El cirujano corta por el centro del pecho, a lo largo del esternón. Luego el cirujano separa la caja torácica para exponer el corazón. Una vez que se ha abierto el pecho, el corazón se detiene momentáneamente y una máquina de circulación extracorpórea se encarga de hacer circular la sangre al cuerpo.

El cirujano toma una sección de un vaso sanguíneo sano, generalmente del interior de la pared torácica (la arteria mamaria interna) o de la pantorrilla, y la conecta por arriba y por debajo de la arteria bloqueada para desviar el flujo sanguíneo (bypass), a fin de evitar que pase por la parte bloqueada de la arteria enferma.

Existen otras técnicas quirúrgicas que el cirujano puede usar si te sometes a una cirugía de bypass de la arteria coronaria:

  • Cirugía sin bomba o a corazón latiente. Este procedimiento permite que la cirugía se realice mientras el corazón continúa latiendo, con equipos especiales para estabilizar el área del corazón en la que está trabajando el cirujano. Este tipo de cirugía es compleja porque el corazón permanece en movimiento. Por este motivo, no es una opción para todos.
  • Cirugía mínimamente invasiva. En este procedimiento, el cirujano realiza un bypass coronario a través de una incisión más pequeña en el pecho, a menudo con el uso de robótica y digitalización en video para ayudar a que el cirujano trabaje en un área pequeña. Las distintas variantes de la cirugía mínimamente invasiva pueden llamarse cirugía de acceso por vía única o cirugía tipo cerradura.

Una vez que ha comenzado la anestesia general, se inserta un tubo de respiración a través de la boca. Este tubo se conecta a un respirador, que respira por ti durante la cirugía e inmediatamente después.

Después del procedimiento

La cirugía de bypass de la arteria coronaria es una operación importante. Deberás pasar un día o dos en la unidad de cuidados intensivos después de una cirugía de bypass de la arteria coronaria. En esta sala, te controlarán de manera continua el corazón, la presión arterial, la respiración y otros signos vitales.

El tubo respiratorio permanecerá colocado en la garganta hasta que te despiertes y puedas respirar por tus medios.

Si no se presentan complicaciones, seguramente te darán el alta del hospital en una semana; aunque, incluso después de que hayas salido, es posible que te resulte difícil realizar las tareas cotidianas, o incluso caminar distancias cortas. Si después de volver a tu hogar presentas alguno de los siguientes signos o síntomas, comunícate con tu médico. Pueden ser signos de advertencia que indican que tu pecho está infectado:

  • Fiebre
  • Frecuencia cardíaca acelerada
  • Dolor nuevo o que ha empeorado alrededor de la herida del pecho
  • Enrojecimiento alrededor de la herida del pecho o sangrado u otras secreciones de la herida del pecho

El período de recuperación será de seis a doce semanas. En la mayoría de los casos, podrás volver a trabajar, hacer ejercicio y retomar tu vida sexual después de cuatro a seis semanas, pero debes asegurarte de que el médico te dé su consentimiento para que lo hagas.

Resultados

Después de la cirugía, muchas personas se sienten mejor y pueden permanecer sin síntomas por un período de 10 a 15 años. Sin embargo, con el transcurso del tiempo, es probable que se obstruyan otras arterias o incluso el nuevo injerto que se usó en el bypass, lo que requeriría de otro bypass o de una angioplastia.

Aunque una cirugía de bypass mejora el suministro de sangre al corazón, no cura la enfermedad de las arterias coronarias de fondo. Los resultados y el resultado a largo plazo dependerán en parte de tomar los medicamentos para evitar coágulos sanguíneos, reducir la presión arterial, reducir el colesterol y ayudar a controlar la diabetes según lo indicado, además de seguir las recomendaciones para un estilo de vida saludable, como las siguientes:

  • Deja de fumar.
  • Sigue un plan de alimentación saludable, como la dieta DASH.
  • Mantener un peso saludable.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Controla el estrés.

Además de los cambios en tu estilo de vida que deberás hacer después de la cirugía, el médico probablemente te recomendará un programa de rehabilitación cardíaca. La rehabilitación cardíaca es un programa personalizado de ejercicios y formación, diseñado especialmente para ayudarte a recuperarte después de un ataque cardíaco, otra enfermedad del corazón o una cirugía para tratar una enfermedad cardíaca. La rehabilitación cardíaca suele comenzar mientras aún te encuentras en el hospital y continúa con programas de control en el ámbito ambulatorio hasta que se puedan seguir con seguridad los programas de mantenimiento en el hogar.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Dec. 17, 2015
References
  1. Coronary artery bypass grafting (Injerto de revascularización coronaria). Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/cabg/#. Último acceso: 18 de octubre de 2015.
  2. Longo DL, et al., eds. Ischemic heart disease (Enfermedad cardíaca isquémica). En: Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2015. http://accessmedicine.com. Último acceso: 18 de octubre de 2015.
  3. Fuster V, ed. et al. Coronary bypass surgery (Cirugía de bypass de la arteria coronaria). En: Hurst’s The Heart (El corazón, de Hurst). 13.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2011. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 18 de octubre de 2015.
  4. Hillis LD, et al. ACC/AHA 2011 guideline update for coronary artery bypass graft surgery: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines (Actualización de la guía ACC/AHA 2011 para la cirugía de injerto de revascularización coronaria: informe del grupo de trabajo del Colegio Estadounidense de Cardiología/Asociación Americana del Corazón sobre las pautas prácticas). Journal of the American College of Cardiology (Revista del Colegio Estadounidense de Cardiología). 2011;58:e123.
  5. Chaudry UAR, et al. Beating-heart versus conventional on-pump coronary artery bypass grafting: A meta-analysis of clinical outcomes (Injerto de revascularización coronaria a corazón latiente frente a la cirugía convencional con bomba: metaanálisis de los resultados clínicos). Annals of Thoracic Surgery (Anales de cirugía torácica). En prensa. Último acceso: 18 de octubre de 2015.
  6. Aranki S, et al. Early noncardiac complications after coronary artery bypass surgery (Complicaciones precoces no cardíacas después de una cirugía de bypass de la arteria coronaria). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de octubre de 2015.
  7. Aranki S, et al. Medical therapy to prevent complications after coronary artery bypass graft surgery (Terapia médica para evitar las complicaciones después de una cirugía de injerto de revascularización coronaria). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de octubre de 2015.
  8. Riggs EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 10 de septiembre de 2015.

Cirugía de bypass de la arteria coronaria