Por qué se realiza

La colectomía se utiliza para tratar y prevenir enfermedades y trastornos del colon, como los siguientes:

  • Sangrado incontrolable. El sangrado intenso del colon puede necesitar cirugía para extirpar la parte afectada del colon.
  • Obstrucción intestinal. Un colon obstruido es una emergencia que puede requerir una colectomía total o parcial, según la situación.
  • Cáncer de colon. El cáncer en estadio temprano puede requerir que se extirpe solo una sección pequeña del colon durante la colectomía. El cáncer en estadio avanzado puede requerir que se extirpe una mayor cantidad de colon.
  • Enfermedad de Crohn. Si los medicamentos no te ayudan, extirpar la parte afectada del colon puede ofrecer un alivio temporal de los signos y los síntomas. La colectomía también puede ser una opción si se detectan cambios precancerosos durante una prueba para examinar el colon (colonoscopía).
  • Colitis ulcerosa. Tu médico podrá recomendarte una colectomía total si los medicamentos no ayudan a controlar los signos y los síntomas que padeces. La colectomía también puede ser una opción si se detectan cambios precancerosos durante una colonoscopía.
  • Diverticulitis. Tu médico podrá recomendarte cirugía a fin de extirpar la parte afectada del colon si la diverticulitis aparece reiteradamente o si experimentas complicaciones de diverticulitis.
  • Cirugía preventiva. Si tienes un riesgo muy alto de padecer cáncer de colon debido a la formación de múltiples pólipos precancerosos en el colon, podrás elegir someterte a una colectomía total para prevenir el cáncer en el futuro. La colectomía puede ser una opción para las personas con enfermedades genéticas hereditarias que aumentan el riesgo de padecer cáncer de colon, como poliposis adenomatosa familiar o síndrome de Lynch.

Habla sobre las opciones de tratamiento con tu médico. En algunas situaciones, puedes tener que elegir entre diversos tipos de operaciones de colectomía. Tu médico puede hablar sobre los beneficios y los riesgos de cada uno.