Las muestras de médula ósea se envían a un laboratorio para su análisis. En general, tú medico te da los resultados en unos pocos días, pero podría demorar más tiempo.

En el laboratorio, un hematólogo o un especialista en el análisis de biopsias (un patólogo) evaluarán las muestras para determinar si tu médula ósea está produciendo suficientes células sanguíneas saludables y detectar células anormales. La información puede ayudar a tu médico a:

  • Confirmar o descartar un diagnóstico
  • Determinar qué tan avanzada está una enfermedad
  • Evaluar si el tratamiento está funcionando

Dependiendo de los resultados de tu estudio, podrías necesitar pruebas de seguimiento.

Nov. 27, 2014