Puedes conocer tu valor de presión arterial apenas termina la prueba. El valor de presión arterial, que se mide en milímetros de mercurio (mm Hg), tiene dos números. El primer número, o superior, mide la presión en las arterias cuando el corazón late (presión sistólica). El segundo número, o inferior, mide la presión en las arterias entre los latidos (presión diastólica).

Aquí se muestran las cuatro categorías de presión arterial y qué significa cada una. Si tus valores se encuentran en dos categorías diferentes, tu categoría de presión arterial correcta es la más alta.

Número superior (sistólica) en mm Hg Número inferior (diastólica) en mm Hg Tu categoría*
*Los rangos pueden ser menores para niños y adolescentes. Consulta con el médico de tu hijo si piensas que tu hijo puede tener presión arterial alta.
**Los valores considerados como presión arterial baja pueden variar de una persona a otra. Los números que se proporcionan pertenecen a una pauta general.
Menos de 90 o Menos de 60 Presión arterial baja** (hipotensión)
Menos de 120 y Menos de 80 Presión arterial normal
120-139 o 80-89 Prehipertensión
140-159 o 90-99 Hipertensión de etapa 1
160 o más o 100 o más Hipertensión de etapa 2

Prehipertensión e hipertensión de etapas 1 y 2

Si el resultado de tu prueba de presión arterial indica que la presión arterial está más alta de lo normal, tu médico te recomendará que realices cambios en tu estilo de vida para reducir la presión arterial. Estos cambios pueden ser:

  • Reducir la cantidad de sal en tu dieta. Un nivel de sodio más bajo, de 1500 miligramos (mg) por día, es adecuado para personas de 51 años o más, y para aquellos de cualquier edad que sean de origen afroamericano o tengan hipertensión, diabetes o enfermedad renal crónica. Las personas saludables, en cambio, pueden consumir hasta 2300 mg por día o menos.

    Si bien puedes reducir la cantidad de sal que consumes disminuyendo la cantidad que le agregas a la comida, también debes prestar atención a la cantidad de sal que hay en los alimentos procesados que consumes, como sopas en lata o alimentos congelados.

  • Consumir alimentos saludables. Elegir frutas, vegetales, cereales integrales y alimentos lácteos con bajo contenido de grasa. Consumir menos grasas saturadas y grasas totales.
  • Si fumas, deja de hacerlo. También debes evitar el tabaquismo pasivo.
  • Bajar de peso. Si tienes sobrepeso, perder al menos 5 libras (2,5 kg) puede reducir tu presión arterial.
  • Hacer ejercicio regularmente. La práctica regular de actividad física puede ayudar a disminuir la presión arterial y a mantener tu peso bajo control. Intenta realizar al menos 30 minutos de actividad física cinco días a la semana.
  • Limitar el consumo de alcohol. Incluso si eres saludable, el alcohol puede aumentar tu presión arterial. Si eliges tomar alcohol, hazlo con moderación, hasta una copa por día para las mujeres y las personas de cualquier sexo mayores de 65 años, o dos copas por día para los hombres.

Si realizar cambios en el estilo de vida no es suficiente, o si tienes hipertensión de etapa 2, es posible que tu médico te recomiende medicamentos para ayudar a disminuir la presión arterial. Tu médico analizará qué opciones de medicamentos funcionan mejor para ti.

Presión arterial baja

La presión arterial baja que no causa signos ni síntomas, o que solo causa signos leves, como episodios breves de mareos al estar de pie, en raras ocasiones requiere tratamiento. Si presentas síntomas, el mejor tratamiento depende de la causa del problema.

Nov. 10, 2015