Descripción general

Una histerectomía abdominal es un procedimiento quirúrgico donde se extirpa el útero a través de una incisión en la parte inferior del abdomen. El útero, o el vientre, es el lugar donde crece el bebé durante el embarazo. Una histerectomía parcial solo extirpa el útero y deja el cuello uterino intacto. Una histerectomía total extirpa el útero y el cuello uterino.

A veces una histerectomía incluye la extirpación de uno o ambos ovarios y las trompas de Falopio, un procedimiento denominado histerectomía total con salpingooforectomía.

La histerectomía también se puede realizar a través de una incisión en la vagina (histerectomía vaginal) o mediante el enfoque quirúrgico robótico o laparoscópico, que utiliza instrumentos largos y delgados insertados a través de incisiones abdominales pequeñas.

Tal vez te recomienden una histerectomía abdominal, y no otro tipo de histerectomía, en los siguientes casos:

  • Si tienes un útero grande.
  • Tu médico quiere verificar los otros órganos pélvicos en busca de signos de enfermedad.
  • El cirujano cree que la opción que más te conviene es la histerectomía abdominal.

Enfoque de Mayo Clinic

Por qué se realiza

Podrás necesitar someterte a una histerectomía para tratar lo siguiente:

  • Cáncer ginecológico. Si tienes cáncer ginecológico (como cáncer de útero o de cuello uterino), una histerectomía podrá ser tu mejor opción de tratamiento. Según el cáncer específico que tengas y cuán avanzado esté, tus otras opciones podrían incluir radiación o quimioterapia.
  • Fibromas. Una histerectomía es la única solución definitiva y permanente para los fibromas (tumores uterinos benignos que suelen provocar sangrado continuo, anemia, dolor pélvico o presión en la vejiga). Los tratamientos no quirúrgicos de los fibromas son una posibilidad según el nivel de molestia y el tamaño del tumor que tengas. Muchas mujeres con fibromas tienen síntomas mínimos y no necesitan tratamiento.
  • Endometriosis. En el caso de la endometriosis, el tejido que reviste el interior del útero (endometrio) crece fuera del útero en los ovarios, las trompas de Falopio, u otros órganos pélvicos o abdominales. Cuando los medicamentos o la cirugía de conservación no mejoran la endometriosis, podrías necesitar una histerectomía junto con la extirpación de los ovarios y las trompas de Falopio (salpingooforectomía bilateral).
  • Prolapso uterino. Puede producirse el descenso del útero a la vagina cuando los ligamentos y los tejidos de apoyo se debilitan. El prolapso del útero puede provocar incontinencia urinaria, presión pélvica o dificultad con los movimientos intestinales. Podría ser necesaria una histerectomía para tratar estos trastornos.
  • Sangrado vaginal anormal. Si tus menstruaciones son intensas, irregulares o prolongadas, una histerectomía podrá traerte alivio cuando el sangrado no se pueda controlar con otros métodos.
  • Dolor pélvico crónico. Ocasionalmente, la cirugía es un último recurso necesario para las mujeres que experimentan un dolor pélvico crónico que claramente se origina en el útero. Sin embargo, la histerectomía no brinda alivio a muchas formas de dolor pélvico, y una histerectomía innecesaria puede crear nuevos problemas. Procura realizar una evaluación cuidadosa antes de proceder con esta cirugía mayor.

La histerectomía elimina tu capacidad para quedar embarazada. Si crees que podrías querer quedar embarazada, pregúntale a tu médico acerca de otras alternativas a esta cirugía. En el caso del cáncer, la histerectomía podría ser la única opción. Sin embargo, para otros trastornos (como fibromas, endometriosis y prolapso del útero) podrías probar tratamientos menos invasivos primero.

Durante la cirugía de histerectomía, tu cirujano también podría llevar a cabo un procedimiento relacionado en el que se extirpan ambos ovarios y las trompas de Falopio (salpingooforectomía bilateral). Tú y tu médico deberían hablar con anticipación sobre si necesitas someterte a este procedimiento, el cual provoca lo que se conoce como «menopausia quirúrgica».

Las mujeres que se someten a la menopausia quirúrgica suelen tener los síntomas de la menopausia inmediatamente después de realizarse el procedimiento. Según cuánto afecten estos síntomas tu calidad de vida, podrás necesitar someterte a un tratamiento con hormonas a corto plazo.

Riesgos

Una histerectomía suele ser muy segura; sin embargo, como toda cirugía mayor, presenta el riesgo de complicaciones.

Los riesgos asociados con una histerectomía abdominal incluyen lo siguiente:

  • Coágulos sanguíneos
  • Infección
  • Sangrado excesivo
  • Reacciones adversas a la anestesia
  • Daño a las vías urinarias, la vejiga, el recto u otras estructuras pélvicas durante la cirugía, lo que puede requerir reparaciones quirúrgicas adicionales
  • Comienzo más temprano de la menopausia, incluso si no se extirpan los ovarios
  • En raras ocasiones, la muerte

Cómo te preparas

Es normal sentir ansiedad por tener que someterse a una histerectomía. Para prepararte, puedes hacer lo siguiente:

  • Infórmate. Antes de la cirugía, reúne toda la información que necesitas para estar segura sobre la decisión de realizarte una histerectomía. Haz preguntas a tu médico y a tu cirujano. Infórmate sobre el procedimiento, incluidos todos los pasos involucrados, si esto te hace sentir más cómoda.
  • Sigue las indicaciones de tu médico en relación con los medicamentos. Averigua si debes cambiar tu rutina de medicamentos habituales los días previos a la histerectomía. Asegúrate de informar a tu médico sobre los medicamentos de venta libre, suplementos dietéticos o preparaciones a base de hierbas que estés tomando.
  • Analiza qué tipo de anestesia se te aplicará. Para realizar una histerectomía abdominal, se aplica anestesia general, con la cual estarás inconsciente durante la cirugía.
  • Prepárate para una estancia hospitalaria. La cantidad de tiempo que durará la hospitalización depende del tipo de histerectomía que te practiquen y de las recomendaciones del médico. En general, la histerectomía abdominal supone una estancia hospitalaria de al menos uno o dos días.
  • Haz los arreglos necesarios para recibir ayuda. La recuperación total puede tardar varias semanas. El médico tal vez te recomiende restringir tus actividades durante la recuperación, como evitar conducir o levantar objetos pesados. Organiza que alguien te ayude en casa si crees que lo necesitarás.

Lo que puedes esperar

Durante la histerectomía abdominal, tu cirujano separa el útero de los ovarios, trompas de Falopio y vagina superior así como de los vasos sanguíneos y tejido conectivo que lo soportan. Por lo general, la parte inferior del útero (cuello uterino) se extirpa (histerectomía total) pero algunas veces puede dejarse en su lugar (histerectomía parcial). De ser necesario, tu cirujano podría extirpar otros órganos pélvicos y tejido, como los ovarios o trompas de Falopio.

Antes del procedimiento

Antes de la cirugía podrán realizarte análisis para verificar la presencia de cáncer, lo que podría cambiar el enfoque quirúrgico del cirujano. Las pruebas pueden incluir:

  • Citología cervical (Papanicolaou), que detecta la presencia de células cervicales anormales o el cáncer cervical
  • Biopsia endometrial, que detecta células anormales en el revestimiento uterino o cáncer endometrial
  • Ecografía pélvica, que puede mostrar el tamaño de los fibromas uterinos, los pólipos endometriales y los quistes ováricos

Te darán indicaciones para que, el día anterior y la misma mañana de la cirugía, te duches con un jabón proporcionado por el cirujano para reducir el riesgo de infección. También podrá realizarse una limpieza prequirúrgica de la vagina (lavado vaginal) o una limpieza prequirúrgica del recto (enema). Inmediatamente antes de la cirugía, te darán un antibiótico intravenoso para reducir al mínimo el riesgo de infección después del procedimiento.

Durante el procedimiento

La histerectomía se suele realizar con anestesia general, por lo que no estarás despierta durante la cirugía. El procedimiento suele durar entre una y dos horas aproximadamente, aunque antes pasarás un tiempo preparándote para ingresar en el quirófano.

Para comenzar el procedimiento, un miembro del equipo quirúrgico pasa un catéter urinario a través de la uretra para vaciar la vejiga. El catéter permanece allí durante la cirugía y posteriormente por un breve período. El abdomen y la vagina se limpian con una solución estéril antes de la cirugía.

Para realizar la histerectomía, el cirujano realiza un corte (incisión) en la parte inferior del abdomen con uno de los siguientes dos métodos:

  • Una incisión vertical, que comienza en el medio del abdomen y se extiende desde justo debajo del ombligo hasta justo encima del pubis
  • Una incisión horizontal por la línea de la bikini, que se encuentra a aproximadamente una pulgada por encima del pubis

El tipo de incisión depende de muchos factores, como el motivo de la histerectomía, la necesidad de explorar la parte superior del abdomen, el tamaño del útero y la presencia de cicatrices de cirugías abdominales anteriores. Por ejemplo, las histerectomías que se practican por endometriosis, fibromas grandes y tumores ginecológicos se realizan principalmente con una incisión vertical.

Después del procedimiento

Después de la cirugía, estarás en la sala de recuperación durante algunas horas. El equipo de atención médica hará lo siguiente:

  • Te controlará para detectar si hay signos de dolor
  • Te dará medicamentos para el dolor y para evitar infecciones
  • Te animará para que te levantes y camines inmediatamente después de la cirugía

Una histerectomía abdominal, por lo general, requiere una estancia hospitalaria de uno o dos días, pero podría ser más. Tendrás que usar compresas higiénicas para el sangrado y la secreción vaginal. Es normal tener flujo vaginal con sangre durante varios días e incluso semanas después de una histerectomía. Sin embargo, hazle saber a tu cirujano si tienes un sangrado que sea tan espeso como el período menstrual o un sangrado que sea persistente.

La incisión abdominal cicatrizará gradualmente, pero quedará una cicatriz visible en tu abdomen.

Resultados

Lleva tiempo volver a ser tú misma después de una histerectomía abdominal, alrededor de seis semanas en la mayoría de las mujeres. Durante ese tiempo:

  • Descansa mucho.
  • No levantes nada pesado durante seis semanas completas después de la operación.
  • Mantente activa después de la cirugía, pero evita realizar actividades extenuantes durante las primeras seis semanas.
  • Espera seis semanas para reanudar la actividad sexual.
  • Sigue las recomendaciones del médico sobre reanudar otras actividades normales.

La vida después de la histerectomía

Una histerectomía cambia de forma permanente algunos aspectos de tu vida. Por ejemplo:

  • Ya no tendrás períodos menstruales.
  • La mayor parte del tiempo, te sentirás aliviada de los síntomas que hicieron que tu cirugía fuera necesaria.
  • No podrás quedar embarazada.
  • Si eres premenopáusica, la extirpación de los ovarios junto con la histerectomía comenzará la menopausia.
  • Si tienes una histerectomía antes de la menopausia y conservas tus ovarios, podrías experimentar menopausia a una edad anterior a la promedio.
  • Si tienes una histerectomía parcial, el cuello uterino permanece en el sitio, por lo que aún estás en riesgo de padecer cáncer de cuello uterino. Debes realizar pruebas de Papanicolaou regulares para detectar cáncer de cuello uterino.

Otras partes de tu vida probablemente volverán a la normalidad o quizás mejoren una vez que estés recuperada de la histerectomía. Por ejemplo:

  • Si tenías una buena vida sexual antes de la histerectomía, es probable que la conserves posteriormente. Algunas mujeres inclusive experimentan más placer sexual después de la histerectomía. Esto puede deberse al alivio del dolor crónico o sangrado intenso que ocasionaba el problema uterino.
  • El alivio de los síntomas puede mejorar en gran medida tu calidad de vida. Podrías tener una mejoría en la sensación de bienestar y una posibilidad de continuar con tu vida.

Por otro lado, es posible que tengas sensación de pérdida después de la histerectomía. Las mujeres premenopáusicas que deben realizar una histerectomía para tratar cáncer ginecológico podrían experimentar dolor y posiblemente depresión a causa de la pérdida de fertilidad. Si la tristeza o los sentimientos negativos comienzan a interferir con tu capacidad de disfrutar la vida, habla con el médico.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Aug. 15, 2017
References
  1. Walters M. Choosing a route of hysterectomy for benign disease (Cómo elegir una vía de histerectomía para la enfermedad benigna). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de diciembre de 2015.
  2. Hysterectomy (Histerectomía). Primero consulta. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 4 de diciembre de 2015.
  3. Hysterectomy fact sheet (Hoja informativa sobre la histerectomía). U.S. Department of Health and Human Services Office on Women’s Health (Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos Sobre la Salud de la Mujer). http://womenshealth.gov/publications/our-publications/fact-sheet/hysterectomy.html. Último acceso: 4 de diciembre de 2015.
  4. Baggish MS. Robotic surgery in gynecology (Cirugía ginecológica robótica). Atlas of Pelvic Anatomy and Gynecologic Surgery (Atlas de Anatomía Pélvica y Cirugía Ginecológica). 4.ª ed. Saunders Elsevier. Filadelfia, Pa: Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 4 de diciembre de 2015.
  5. Stovall T, et al. Abdominal hysterectomy (Histerectomía abdominal). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 4 de diciembre de 2015.
  6. Bakkum-Gamez J (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 14 de diciembre de 2015.
  7. Preguntas frecuentes. Special procedures FAQ008 (Procedimientos especiales FAQ008). Hysterectomy (Histerectomía). American College of Obstetricians and Gynecologists (Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos). http://www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq008.pdf?dmc=1&ts=20121106T1337303494. Último acceso: 4 de diciembre de 2015.
  8. The rise and rise of robotic hysterectomy (El avance imparable de la histerectomía robótica). BMJ. 2013;346:f1116.
  9. Cook AJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 24 de septiembre de 2015.
  10. Pruthi S (opinión de experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 10 de diciembre de 2015.