Generalmente, la orina tiene un olor característico, pero en circunstancias normales, el olor es relativamente suave y no demasiado notorio. Sin embargo, ciertas enfermedades pueden causar que tu orina tenga un olor inusual o desagradable, lo que puede generar preocupación acerca de un problema o anormalidad.

La orina consiste principalmente de agua. El olor de la orina se debe a la cantidad y concentración de los distintos residuos excretados por los riñones.

La orina que contiene gran cantidad de agua y pocos residuos casi no tiene olor. Si la orina está muy concentrada (es decir, con un nivel alto de residuos y poca agua) puede tener un fuerte olor a amoníaco.

Algunos alimentos o medicamentos, como los espárragos o ciertas vitaminas, pueden causar un notable olor de la orina, aun en concentraciones bajas. A veces, un olor inusual de la orina indica un trastorno médico o una enfermedad, por ejemplo:

La mayoría de los cambios en el olor de la orina son pasajeros y no indican que tengas una enfermedad grave, especialmente si no tienes ningún otro síntoma. Cuando un olor inusual en la orina está causado por una enfermedad médica no diagnosticada, también hay otros síntomas presentes. Si te preocupa el olor de tu orina, consulta a tu médico.

Jan. 26, 2018