Un nódulo en el seno es un bulto formado por tejido dentro de la mama. Diferentes tipos de nódulos en el seno pueden variar en la forma en que aparecen y cómo se sienten al tocarlos.

Quizás notes:

  • Un nódulo diferenciado, con bordes bien definidos
  • Un área firme y dura dentro del seno
  • Un área engrosada y que sobresale un poco, y que es diferente del tejido que la rodea
  • Otros cambios en el seno, como enrojecimiento, hoyuelos o la piel que se parece a la piel de una naranja
  • Un seno que es obviamente más grande que el otro
  • Cambios en los pezones, como uno que se va hacia adentro, o líquido que el pezón secreta espontáneamente
  • Dolor o sensibilidad persistente en el seno, que puede aumentar durante tu período menstrual

Algunas veces, un bulto en el seno es un signo de cáncer de mama. Por ello debes solicitar una evaluación médica de inmediato. Pero, afortunadamente, la mayoría de los bultos en el seno son causados por trastornos no cancerosos (benignos).

Pide una consulta para la evaluación de un bulto en la mama, especialmente si:

  • El bulto es firme al tacto o está fijo
  • El bulto persiste después de cuatro a seis semanas
  • Observas cambios en la piel de la mama, como enrojecimiento, costras, hoyuelos o arrugas
  • Tienes secreción, posiblemente con sangre, del pezón
  • El pezón se hunde y no está en su posición normal
  • Puedes sentir bultos que se agrandan en la axila
Oct. 12, 2018