Descripción general

El ronquido es un sonido ronco o fuerte que ocurre cuando tu respiración está obstruida parcialmente de alguna forma mientras estás durmiendo. Algunas veces, el ronquido puede indicar una condición de salud grave. Además, el ronquido puede ser una molestia para tu pareja.

Aproximadamente la mitad de los adultos ronca a veces. El ronquido ocurre cuando el aire fluye a través de tejidos relajados en tu garganta, causando que los tejidos vibren a medida que respiras, lo que crea esos sonidos irritantes.

Los cambios en el estilo de vida, como perder peso, evitar el alcohol cerca de la hora de acostarse o dormir sobre un costado, pueden ayudar a dejar de roncar.

Además, los dispositivos médicos y la cirugía están disponibles para reducir los ronquidos perturbadores. Sin embargo, éstos no son adecuados o necesarios para todos los que roncan.

Síntomas

El roncar con frecuencia se asocia con un trastorno del sueño llamado apnea obstructiva del sueño (AOS). No todos los que roncan tienen AOS, pero roncar viene acompañado de cualquiera de los siguientes síntomas, y puede ser una indicación para ver a un médico que te realice una evaluación más profunda para diagnosticar AOS:

  • Ruido durante el sueño
  • Dormir de forma excesiva durante el día
  • Dificultad para concentrarse
  • Dolores de cabeza por las mañanas
  • Ardor de garganta
  • Dormir sin descansar
  • Jadeo o ahogarse por la noche
  • Presión arterial alta
  • Dolor de pecho por la noche
  • Tu ronquido es tan fuerte que interrumpe el sueño de tu pareja
  • Te despiertas con la sensación de ahogarte o jadeando

Cuándo ver a un médico

Consulta a tu médico si tienes alguno de los síntomas anteriores. Esto puede indicar que tu ronquido es causado por una condición más grave, tal como apnea obstructiva del sueño.

Si tu hijo ronca, pregúntale a tu pediatra sobre esto. Los niños también pueden tener apnea obstructiva del sueño. Los problemas de nariz y garganta — como amígdalas agrandadas — y obesidad, con frecuencia, pueden estrechar las vías aéreas de un niño, lo que puede llevar a tu hijo a desarrollar apnea del sueño.

Causas

Muchos factores, como la anatomía de tu boca y cavidades nasales, el consumo de alcohol, las alergias, un resfriado y tu peso pueden ocasionar el ronquido.

Cuando dormitas y pasas de un sueño ligero a un sueño profundo, se relajan los músculos en la parte superior de tu boca (paladar blando), lengua y garganta. Los tejidos en tu garganta pueden relajarse tanto que bloquean parcialmente tus vías respiratorias y vibran.

Mientras más reducidas sean tus vías respiratorias, más fuerte será el flujo de aire. Esto provoca la vibración de los tejidos, lo que causa que tu ronquido sea cada vez más fuerte.

Las siguientes condiciones pueden afectar las vías respiratorias y causar ronquidos:

  • La anatomía de tu boca. Tener un paladar blando bajo, grueso puede estrechar tus vías respiratorias. La gente con sobrepeso puede tener tejidos adicionales en la parte trasera de sus gargantas, que pueden estrechar sus vías respiratorias. De igual forma, si la pieza triangular del tejido que cuelga del paladar blando (úvula) está alargada, el flujo de aire puede obstruirse e incrementar la vibración.
  • Consumo de alcohol. El ronquido también puede asociarse con el consumo de demasiado alcohol antes de la hora de acostarse. El alcohol relaja los músculos de la garganta y disminuye tus defensas naturales de la obstrucción del flujo de aire.
  • Problemas nasales. La congestión nasal crónica o una división torcida entre tus fosas nasales (tabique nasal desviado) puede contribuir con tus ronquidos.
  • Privación del sueño. No dormir lo suficiente puede llevar a mayor relajación de la garganta.
  • Posición para dormir. El ronquido normalmente es más frecuente y más fuerte cuando duermes boca arriba debido a que el efecto de gravedad en la garganta estrecha las vías respiratorias.
  • Apnea obstructiva del sueño. Roncar también puede estar asociado con la apnea obstructiva del sueño. En esta enfermedad grave, los tejidos de tu garganta bloquean las vías respiratorias parcialmente o por completo evitando que respires.

    La AOS muchas veces se caracteriza por ronquidos fuertes seguidos de periodos de silencio cuando se detiene la respiración o casi se detiene. A la larga, esta reducción o pausa en la respiración puede indicarte que despiertes y puede hacerlo con un fuerte resoplido o un sonido jadeante.

    Es posible que tu sueño sea ligero debido a que es interrumpido. Este patrón de pausas en la respiración puede repetirse muchas veces durante la noche.

    Por lo general, la gente con apnea obstructiva del sueño experimenta periodos cuando la respiración se vuelve más lenta o se detiene por lo menos cinco veces durante cada hora de sueño.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo que pueden contribuir para roncar incluyen:

  • Ser hombre. Los hombres son más propensos a roncar y a padecer apnea del sueño que las mujeres.
  • Tener sobrepeso. Las personas obesas o con sobrepeso son más propensas a roncar o a padecer apnea obstructiva del sueño.
  • Tener unas vías respiratorias angostas. Algunas personas pueden tener un paladar blando largo, o amígdalas o adenoides grandes, lo que puede reducir el tamaño de las vías respiratorias y causar los ronquidos.
  • Consumir alcohol. El alcohol relaja los músculos de la garganta, lo cual aumenta el riesgo de roncar.
  • Tener problemas nasales. Si tienes un defecto estructural en las vías respiratorias, como el tabique nasal desviado, o tienes congestión nasal crónica, tu riesgo de roncar es mayor.
  • Tener antecedentes familiares de ronquido o apnea obstructiva del sueño.

Complicaciones

El ronquido habitual puede ser más que una molestia. Además de interrumpir el sueño de tu compañero de cama, si el ronquido es ocasionado por apnea obstructiva del sueño, puedes estar en riesgo de tener otras complicaciones, incluyendo:

  • Sueño durante el día
  • Frustración frecuente o ira
  • Dificultad para concentrarte
  • Un mayor riesgo de padecer presión arterial alta, enfermedades del corazón y accidente cerebrovascular
  • Un riesgo mayor de problemas de conducta, como agresión o problemas de aprendizaje en niños con apnea obstructiva del sueño
  • Un mayor riesgo de accidentes por vehículo de motor debido a la falta de sueño

Ronquidos care at Mayo Clinic

Sept. 26, 2015
References
  1. Deary V, et al. Simple snoring: Not quite so simple after all. Sleep Medicine Reviews. 2014;18:453.
  2. Snoring. American Academy of Otolaryngology — Head and Neck Surgery. http://www.entnet.org/content/snoring-and-sleep-apnea. Consultada el 30 de agosto de 2015.
  3. Sheldon SH, et al. Primary snoring. En: Principles and Practice of Pediatric Medicine. 2nd ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2014. www.clinicalkey.com. Consultada el 31 de agosto de 2015.
  4. Papadakis MA, et al., eds. Ear, nose and throat disorders. En: Current Medical Diagnosis & Treatment 2015. 54th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2015. http://www.accessmedicine.com. Consultada el 31 de agosto de 2015.
  5. Frey WC. Overview of snoring in adults. http://www.uptodate.com/home. Consultada el 31 de agosto de 2015.
  6. Ferri FF. Obstructive sleep apnea. En: Ferri's Clinical Advisor 2016. Philadelphia, Pa.: Mosby Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Consultada el 31 de agosto de 2015.
  7. Frey WC. Treatment of adults with snoring. http://www.uptodate.com/home. Consultada el 31 de agosto de 2015.
  8. Snoring. NHS Choices. http://www.nhs.uk/Conditions/Snoring/Pages/Introduction.aspx. Consultada el 1 de septiembre de 2015.
  9. Sleep studies. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/slpst. Consultada el 1 de septiembre de 2015.
  10. Hilton MP, et al. Singing exercises improve sleepiness and frequency of snoring among snorers: A randomised controlled trial. International Journal of Otolaryngology and Head and Neck Surgery. 2013;2:1.
  11. Puhan MA, et al. Didgeridoo playing as alternative treatment for obstructive sleep apnoea syndrome: A randomised controlled trial. BMJ. 2006;332:266.
  12. Ward CP, et al. Risk of obstructive sleep apnea lower in double reed musicians. Journal of Clinical Sleep Medicine. 2012;8:251.
  13. Wardrop PJC, et al. Do wind and brass players snore less? A cross-sectional study of snoring and daytime fatigue in professional orchestral musicians. Clinical Otolaryngology. 2011;36:134.
  14. Find a sleep facility near you. Sleepcenters.org. http://www.sleepeducation.com/find-a-facility. Consultada el 31 de agosto de 2015.
  15. Olson EJ (opinión de expertos). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Sept. 7, 2015.
  16. How much sleep do I need? Centers for Disease Control and Prevention. http://www.cdc.gov/sleep/about_sleep/how_much_sleep.htm. Consultada el 8 de septiembre de 2015.