En el trabajo, me ascendieron a un nuevo puesto que requiere viajar, y yo no he viajado mucho. ¿Cómo puedo alcanzar un equilibrio entre mi salud, mi carrera y los viajes?

Answers from Edward T. Creagan, M.D.

Felicitaciones por el nuevo nombramiento. Pero los viajes de negocios no son vacaciones, y debes estar preparado para este nuevo camino.

Es posible que los trabajos de 9 a 5 detrás de un escritorio ya hayan quedado atrás, y que necesites ser flexible y ágil en este nuevo mundo corporativo. A continuación, te ofrecemos algunos consejos para ayudarte a encontrar equilibrio en tus viajes de negocios.

  1. El futuro pertenece a los que se mantienen en forma. Si no tienes un nivel básico de bienestar, tus talentos y habilidades podrían quedar desaprovechados. Intenta hacer al menos 30 minutos de actividad aeróbica cinco días por semana y al menos dos días de fortalecimiento muscular por semana. Es recomendable trabajar con un entrenador personal para aprender a hacer los ejercicios correctamente.

    Además, eres lo que comes. Trabajar con un dietista certificado y llevar un diario para registro de alimentos puede mejorar tu sensación de bienestar general.

    Asimismo, no puedes subestimar la importancia de un sueño reparador. Las investigaciones indican que las personas que duermen menos de siete horas no tienen tan buen desempeño en las tareas mentales complejas como quienes se aproximan a las siete horas de sueño por noche.

  2. Debes ser sumamente organizado. En el mundo culinario, el concepto de «mise en place», que significa ‘todo en su lugar’, se graba en la mente de un chef. Necesitas tener una rutina constante; de lo contrario, podrías olvidarte el pasaporte o las llaves.

    Cuando estás estresado o cansado, no puedes confiar en tu capacidad mental. Es fundamental tener a mano un bolígrafo, hacer una lista por escrito y guardarla donde no la vayas a perder. Sin una lista, podrías terminar en el aeropuerto equivocado o perder tu equipaje.

    La parte más importante del día es la noche anterior, especialmente si sales en un vuelo por la mañana. Deja a mano la ropa que usarás y ordena las herramientas que necesitas —como tu teléfono celular, un cargador portátil y los cables para cargar la batería—, ya que podrías olvidar alguno de estos elementos. Si viajas en avión, lleva tu equipaje a bordo como bolso de mano para disminuir las probabilidades de perderlo, lo que además te permite ahorrar tiempo al llegar, ya que no tendrías que esperar en la cinta transportadora de equipajes.

  3. Entra en la zona. Los atletas y los intérpretes hablan de «mentalizarse en el juego», «estar enfocado» o «entrar en el personaje». Lo mismo sucede en el mundo empresarial. Debes estar totalmente concentrado en el trabajo que haces y reconocer que, si te distraes con otros compromisos, es posible que no tengas el mejor desempeño.

Por lo tanto, cuando hagas viajes de negocios, intenta mantenerte sano, organizado y concentrado, y procura tener todo bien programado.

With

Edward T. Creagan, M.D.

Follow on Twitter: @EdwardCreagan

June 13, 2018 See more Expert Answers