Tabaquismo en adolescentes: cómo ayudar a tu hijo adolescente a dejar este hábito

¿Quieres detener el tabaquismo en los adolescentes? Sigue este enfoque sensato, que va desde dar el ejemplo, a elaborar un plan y celebrar el éxito.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Si encuentras a tu hijo adolescente fumando, tómatelo con seriedad. Detener de inmediato el hábito de fumar en los adolescentes es la mejor forma de fomentar una buena salud de por vida.

Da un buen ejemplo

Como padre, tienes una importante influencia en la vida de tu hijo adolescente. Sin embargo, si fumas, tu hijo puede interpretar tus acciones como un respaldo de ese comportamiento. Pregúntale al médico qué productos y recursos pueden ayudarte a dejar de fumar.

Mientras tanto, no fumes en casa, en el automóvil ni frente a tu hijo adolescente, y no dejes cigarrillos a su alcance. Explícale lo infeliz que eres por el tabaquismo y por qué es importante dejarlo.

Comienza a hablar

Dile a tu hijo adolescente cuánto deseas que deje de fumar. Es un mensaje importante. Pero recuerda que es poco probable que las órdenes, las amenazas y los ultimátums funcionen. En lugar de enojarte, pregúntale qué lo hizo empezar a fumar. Tal vez esté intentando adaptarse a la escuela o llamar tu atención. Algunas veces, los adolescentes fuman con la intención de sentirse adultos.

Cuando entiendas por qué fuma tu hijo, tendrás más elementos para abordar el problema, como también para ayudarlo a dejar de fumar.

Alienta a tu hijo adolescente para que comparta sus preocupaciones

Aunque las consecuencias del tabaquismo —como cáncer, ataque al corazón y accidente cerebrovascular— son reales, es probable que tu hijo no las tenga en cuenta. En vez de sermonear a tu hijo adolescente acerca de los peligros del tabaquismo, pregúntale cuáles cree que son los aspectos negativos de fumar. También dale tu propia lista. Considera apelar a la vanidad de tu hijo adolescente:

  • Fumar te produce mal aliento.
  • Fumar hace que la ropa y el cabello huelan mal.
  • Fumar te deja los dientes y las uñas amarillos.
  • Fumar provoca arrugas.
  • Fumar provoca falta de aire y tos persistente.
  • Fumar te quita energía para hacer deporte y otras actividades.

Fumar también es costoso. Pídele a tu hijo adolescente que calcule el costo semanal, mensual y anual del tabaquismo. Compara el costo del cigarrillo con el de dispositivos electrónicos, ropa u otros productos que tu hijo adolescente considere importantes.

Desalentar el uso de cigarrillos electrónicos

Quizás hayas escuchado acerca de usar cigarrillos electrónicos como método para dejar de fumar. Los cigarrillos electrónicos son dispositivos que funcionan con baterías diseñados para parecerse a los cigarrillos de tabaco normales. En los cigarrillos electrónicos, un atomizador calienta un líquido que contiene nicotina y que lo convierte en un vapor que se puede inhalar y que crea una nube de vapor similar al humo del cigarrillo.

Los fabricantes sostienen que los cigarrillos electrónicos son una alternativa segura a los cigarrillos convencionales. Sin embargo, la Administración de Alimentos y Medicamentos ha cuestionado la seguridad de estos productos. Además, las investigaciones no han demostrado que los cigarrillos electrónicos ayudan a las personas a dejar de fumar. Hasta que se tenga más información acerca de los posibles riesgos, lo más seguro es evitar los cigarrillos electrónicos.

Ayuda a tu hijo adolescente a elaborar un plan

Los adolescentes pueden volverse adictos a la nicotina con rapidez. Los síntomas de dependencia a la nicotina pueden aparecer a los días o semanas del comienzo del uso ocasional de cigarrillos. Si bien muchos adolescentes que fuman piensan que pueden dejar de hacerlo en cualquier momento, las investigaciones demuestran que no suele ser verdad.

Cuando hables con tu hijo adolescente sobre cómo dejar de fumar, pregúntale si alguno de sus amigos lo ha intentado. Consideren por qué tuvieron o no éxito. Pregúntale a tu hijo adolescente qué estrategia para dejar de fumar cree que puede ser la mejor. También ofrécele tus propias sugerencias:

  • Escribirlo. Alienta a tu hijo adolescente a escribir los motivos por los que quiere dejar de fumar. La lista puede ayudarlo a mantenerse motivado cuando sienta tentación.
  • Elegir una fecha. Ayuda a tu hijo a elegir una fecha para dejar de fumar.
  • Pasar tiempo con personas que no fumen. ¿Los amigos de tu hijo adolescente lo apoyarían con su plan para dejar de fumar? ¿Intentarán dejar de fumar también? Si tu hijo adolescente siente presión de sus amigos para fumar, aliéntalo a pasar tiempo con amigos que no fumen o a que participe en actividades nuevas.
  • Practicar decir que no. Ayúdalo a practicar decir: «No gracias, no fumo».
  • Prepararte para cuando sientas deseos. Recuérdale a tu hijo que si puede aguantar lo suficiente, por lo general, unos pocos minutos, el deseo por la nicotina pasará. Sugiérele respirar profundamente un par de veces. Ofrécele goma de mascar sin azúcar, ramas de canela, palillos o pajillas para ayudarlo a mantener la boca ocupada.
  • Considerar productos para dejar de fumar. A pesar de que los productos para dejar de fumar, como las gomas de mascar de nicotina, los parches, los inhaladores o los aerosoles nasales, no estén diseñados para adolescentes, pueden ser útiles en algunos casos. Pregúntale al médico de tu hijo adolescente sobre las opciones.
  • Busca apoyo. Un especialista en dejar de fumar puede brindarle a tu hijo adolescente las herramientas y el apoyo que necesita para abandonar el hábito. Algunos hospitales y organizaciones locales ofrecen grupos para dejar de fumar para adolescentes. También puedes buscar en línea grupos para adolescentes. Programas de Internet pueden darle apoyo cuando lo necesite.

Si tu hijo tiene algún desliz, síguele brindando apoyo. Felicita a tu hijo adolescente por los avances que haga y aliéntalo a que no se rinda. Ayúdalo a identificar qué hizo mal y qué hacer diferente la próxima vez.

Sobre todo, celebra los éxitos de tu hijo adolescente. Puedes ofrecerle su comida favorita por pasar un día sin fumar, una camisa nueva por estar una semana sin fumar o una fiesta con amigos que no fumen por superar un mes sin fumar. Las recompensas y el refuerzo positivo pueden ayudar a tu hijo adolescente a mantenerse motivado para dejar de fumar para siempre.

Nov. 20, 2018 See more In-depth